Feminicidios en la era AMLO: asesinatos aumentaron 6.6% en los primeros ocho meses del 2021

En México hay mujeres que salen a marchar cada día sosteniendo la fotografía de su hija, hermana, madre, tía para que los golpes no se olviden. Buscan, pelean y son sus propias defensoras. Existen padres que salen pidiendo encontrar una huella, un rastro, una zapato que los lleve a sus hijas. También hay mujeres que no dejan su casa solas, aceleran el paso y muy importante, no caminan después de las siete. En México hay más de 692 mujeres asesinadas en sólo ocho meses de este año, y la cifra no parece mejorar.

Los meses del confinamiento estricto por coronavirus dispararon un estado de alarma por la violencia machista. Este 2021 el mes con más casos de feminicidios acumulados fue agosto, con 107; seguido del mes de mayo, con 101, de acuerdo con números del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

A nivel nacional, la tasa de feminicidios en el país es de 1.1 por cada 100 mil mujeres. De enero a agosto, el estado con la mayor tasa de asesinatos a mujeres fue Quintana Roo, con 2.2; seguido de otros estados como Morelos, con 2.1; Sonora, 2.0; Sinaloa, con 1.9; Chihuahua con 1.8; Oaxaca, con 1.4 y Nuevo León, Zacatecas, Chiapas, Jalisco, San Luis Potosí y Veracruz, todos con una tasa de 1.2 por cada 100 mil féminas.

En 2020 se registraron menos homicidios contra mujeres. Según las cifras, en el mismo periodo citado se contabilizaron 649 víctimas. En términos particulares, en ese año hubo 1.5 víctimas de feminicidios por cada 100 mil mujeres, y los estados con más delitos de este tipo fueron Morelos, con 3.3; Nuevo Léon, con 2.4; Sonora, con 2.1; Colima con 2.0; y las entidades de San Luis Potosí, Coahuila, Veracruz, Baja California, Oaxaca y Quintana Roo, con una tasa de 1.8 feminicidios por cada 100 mil mujeres.

Durante el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la tasa de mujeres asesinadas se estimó en 1.6 por cada 100 mil mujeres, lo que significó que en promedio 2.7 mexicanas fueron ejecutadas. El estado de Morelos ocupó el primer lugar con 3.8; seguido de Veracruz, con 3.7; Sonora, con 2.7 y Sinaloa con 2.5.

Los expertos advierten que no hay una razón única para explicar el aumento de los asesinatos de mujeres en este año —en comparación con 2020— ; sin embargo, apuntan que puede influir la recuperación de la movilidad y los efectos de la crisis económica.

Impunidad en feminicidios.

El calvario de quienes pierden a una madre, hija, tía, prima, amiga, no termina con la sepultura. De acuerdo con la sociedad civil Impunidad Cero, la impunidad ante el delito de feminicidio en 2020 en 51.4%, lo que implicó que sólo cinco de cada diez feminicidios fueron esclarecidos.

La entidad con mayor impunidad fue Baja California, con el 100%; Guerrero obtuvo el segundo lugar con 93.8% y Jalisco con el 86.7%.

La impunidad es una de las principales trabas en el esclarecimiento de los feminicidios. De acuerdo con Impunidad Cero, todo depende de la política criminal de cada estado, por ejemplo, en algunas regiones las muertes violentas de mujeres son investigadas como feminicidios; sin embargo, en muchas otras son tipificadas como homicidios en general. Esto sucede en Baja California, donde en 2019 se contaron 13 mujeres asesinadas, pero sólo dos de ellas fueron clasificadas como feminicidios.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Tips al momento

Peniche y operadores de Corral contra Maru Campos se incorporan a la FGR

Se dice que el ex fiscal del gobierno de Javier Corra, César Augusto Peniche, está realizando los exámenes de control de confianza para ingresar a la FGR.

Peniche Espejel, quien operó la Fiscalía General del Estado en contra de Maru Campos y exfuncionarios del gobierno de César Duarte, ha sido además cuestionado en su actuación por el uso de la tortura política para obtener de ex funcionarios confesiones, declaraciones o culpabilidad en los llamados expedientes X.

Se confirman nuevos nombramientos en la FGR entre ellos Beatriz Adriana Aréchiga Bermúdez y Estefanía Arzate Bandan, ex ministerios públicos de la Fiscalía General del estado de Chihuahua.

Beatriz Adriana fue quien se encargó de  integrar ante los jueces, expedientes, entre ellos contra César Jáuregui y Maru Campos.

El mando “corralista” de la Fiscalía fue César Peniche Espejel y ahora se encuentra realizando los exámenes de confianza para incorporarse a la FGR con el apoyo de Santiago Nieto, cercano a Javier Corral.

Facebook
Comentarios