Brindará Centro de Atención Infantil servicios a niños de hasta 3 años

Por disposición federal, a partir del próximo periodo lectivo 2022-2023, los Centros de Atención Infantil (CAI) dejarán de ofrecer atención a niños en preescolar y brindarán servicios solo a infantes de 45 días a 3 años de edad.

Los CAI, antes CENDI (Centros de Desarrollo Infantil), atienden a niños y niñas, hijos de trabajadores que laboran en el Gobierno Estatal y en sus organismos descentralizados, como en el caso de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH), donde operan 11 planteles federalizados de esta modalidad en el estado.

Con la reforma educativa de 2019 se establece que la educación inicial será parte de la educación básica, por lo cual será obligatoria y el Estado garantizará su impartición pública, gratuita, inclusiva y laica.

En esta reforma se señala además que los CAI ya no serán para servicio exclusivo de personal de Gobierno, sino que deberán dar servicio a toda la población en general.

Por ello se invita a las personas interesadas y que tengan hijos en los rangos de edad antes mencionados, a que acudan del 1 al 16 de febrero del presente, a inscribirlos en los Centros de Atención Infantil.

De acuerdo a la capacidad de cada una de estas escuelas, se recibirán bebés y menores, en el área de Lactantes, desde 45 días de nacidos hasta un año con seis meses.

De igual manera, en Maternal pueden ser inscritos infantes de un año siete meses hasta dos años once meses.

A partir del 1 de febrero se puede solicitar mayor información y orientación en los teléfonos 614 429 3300 de Chihuahua y 656 629 3300, en Ciudad Juárez, con extensiones 12426, 12432 y 12435.

Por: Mayra Carmona

Tips al momento

Sembrando Vida sólo alcanza para gastos de mantenimiento, aumento abandono ejidal

Ocho entidades federativas habrían concentrado para 2017, casi el 74 por ciento de la superficie que abandonó el régimen ejidal siendo estas las entidades: Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y Veracruz.

La tendencia es creciente en el norte y el noroeste de México, en zonas urbanas, turísticas e industriales y con poca agua.

Dado que, la productividad es baja en los estados del norte es necesario tomar en cuenta que estas comunidades ejidales, viven con un alto índice de vulnerabilidad, ya que en México se han presentado diversos hechos que generar incertidumbre al campo mexicano.

A pesar de los programas implementados por el gobierno federal, como Sembrando Vida; subsidios que en ocasiones solo alcanzan a cubrir los gastos de mantenimiento, pero estos no son lo suficiente para cubrir las necesidades de los tenedores de tierras productivas.

Se pretende que no exista cobro alguno del impuesto predial en las comunidades ejidales.

Notas recientes

Facebook
Comentarios