INEGI: 99 de cada 100 trabajadoras domésticas laboran sin un contrato

En el marco del Día Internacional de las Trabajadoras Domésticas conmemorado el 30 de marzo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dio a conocer que en el país hay 1.8 millones de trabajadoras domésticas que realizan quehaceres de limpieza y otras actividades complementarias.

De esta cifra, 99 de cada 100 trabajadoras no cuentan con un contrato escrito. Esto tiene repercusiones en su labor, tanto para acceso a salarios justos, como para prestaciones y apoyos económicos provistos por sus empleadores, cabe señalar que actualmente solo 4 de cada 100 tienen acceso a servicios de salud; y apenas 14 de cada 50 tienen algún otro tipo de prestaciones, como aguinaldo y vacaciones.

De acuerdo con la institución, en promedio, trabajan 30 horas a la semana y perciben un ingreso de 38 pesos por hora trabajada. Sin embargo, por cada 100 de ellas, 42 cumplen con jornadas de 35 o más horas, 40 trabajan de 15 a 34 horas y 18 mujeres laboran menos de 15 horas semanales.

Considerando los diferentes rangos de salario mínimo mensual, un 58% de las trabajadoras y trabajadores del hogar perciben de uno a menos de un salario mínimo. El 38% obtienen de uno a dos salarios mínimos y 4% reciben más de dos hasta tres salarios mínimos por sus servicios. Esto refleja que las jornadas de trabajo son largas y los ingresos son escasos.

A esto se suma la desigualdad a los recursos que pueden acceder. En promedio de escolaridad de las trabajadoras domésticas es de 8.2 años, equivalente al segundo grado de secundaria. Conforme al nivel de instrucción, 5% no recibieron ningún tipo de instrucción en la educación formal, 37% cuentan con estudios de primaria, 41% de secundaria y 17% de educación media superior y superior.

Cabe agregar que las trabajadoras domésticas tienen en promedio 44 años de edad, por lo que se concentran principalmente en los grupos de 30 a 44 y 45 a 59 años, ambos grupos representan el 75% de las trabajadoras del hogar que prestan sus servicios de forma remunerada.

¿Cuáles son sus labores?

La ocupación de trabajadora doméstica que predomina es la que se refiere a la realización de quehaceres de limpieza y otras actividades complementarias (86%). Le siguen, el cuidado de menores de edad, personas con alguna discapacidad y adultos mayores (11%), lavar y planchar ropa (2%) y las ocupaciones relacionadas con cocinar, cuidar jardín, vigilar o cuidar accesos a propiedades (1%), todas ellas en casas particulares.

En 2019, 14,8 millones de personas se dedicaban al trabajo doméstico remunerado en América Latina y el Caribe. Al inicio de la década, en 2012, se estimaba que en la región eran 14,2 millones, esto representa un incremento paulatino en esos últimos 7 años. Actualmente, según la OIT, de las más de 14.8 millones de trabajadoras del hogar en la región, apenas 4 millones pueden acceder a sus derechos laborales y de seguridad social.

Cabe agregar que debido a ello, diversos grupos han decidido conformar sindicatos que les permitieran abogar por sus derechos: en el país, por ejemplo, el 30 de agosto de 2015 más de 50 trabajadoras del hogar tomaron la decisión de constituirse en un sindicato. “Es hora de sentarnos los sindicatos, empleadores y Estado para sacar el trabajo del hogar de la informalidad y llevarlo hacia la igualdad”, agregó la representante en aquel año.

Gracias a las labores de dichas organizaciones, en diciembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México, declaró inconstitucional la exclusión de las trabajadoras del hogar a la seguridad social obligatoria e instruyó al IMSS, por lo que ahora cualquiera que lo desee puede adscribirse al programa.

De acuerdo con información del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar es una fecha conmemorativa y de reivindicación de los derechos laborales de este sector y se diferencia de no remunerado.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Tips al momento

Ciudad Juárez en el top de ciudades con más vivienda abandonada

El Atlas del abandono de vivienda presenta un estudio en el que fueron seleccionados 378 municipios del país, que incluyen las zonas metropolitanas y algunos municipios urbanos importantes. Estos en su conjunto representan el 84 por ciento de la vivienda abandonada del Infonavit a nivel nacional, los cuales suman 244 mil 847 viviendas en situación de abandono, generando un saldo aproximado a pagar de casi 70 millones de pesos, con un promedio de 283 mil pesos por vivienda.

En el mismo estudio se precisa que los diez municipios con la mayor cantidad de vivienda abandonada acumulan 33 por ciento, los cuales son: Juárez, Chihuahua, Tijuana, Baja California,  Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, Zumpango, Estado de México, Reynosa, Tamaulipas, Torreón, Coahuila,  León, Guanajuato, Mexicali, Baja California, Altamira, Tamaulipas y Juárez, Nuevo León

Notas recientes

Facebook
Comentarios