Ni las mascotas se salvan de la inflación, se encarecen alimentos

El alimento para mascotas se encareció 11 por ciento anual al cierre de mayo pasado, de acuerdo con datos del INEGI, registrando su mayor nivel en cinco años para el periodo, sin embargo los elevados costos de producción y de transporte podrían llevar los precios a niveles todavía más altos para los consumidores.

En un sondeo realizado por El Financiero en locales mayoristas de abarrotes y tienditas de diferentes zonas de la Ciudad de México, los precios de las croquetas para ‘lomitos’ y ‘michis’ se han incrementado desde 10 hasta 20 por ciento.

Por ejemplo, el kilogramo de Ganador Premium pasó de estar en promedio 50 pesos en tienditas en diciembre pasado hasta los 58 pesos en la segunda semana de junio. El bulto de 20 kilos de esta misma marca pasó de los 755 pesos a los 870 pesos en el mismo periodo en tiendas en línea.

Antonio González, del área de dirección de alimentoparamascotas.com, apuntó que se han encarecido los insumos con los que elaboran la croqueta como el maíz, trigo, frijol, soya y la carne.

Señaló que para fabricar el alimento utilizan entre un 30 y 40 por ciento de granos y de cárnicos necesitan entre 60 y 70 por ciento.

”Cuando incrementa el precio del grano se eleva el costo de la carne y eso impacta directamente en nuestra producción”, reconoció González.

Agregó que el costo del transporte también les ha afectado.

”El producto se tiene que mover y la gasolina aumentó, y eso le afecta al consumidor. De hecho estamos viendo que hay más personas que están sacrificando la calidad del producto y compran alimento más barato para sus mascotas”.

El INEGI señala que siete de cada 10 hogares en el país tiene una mascota, lo que equivale a 80 millones de animales; 43.8 millones son perros, además de 16.2 millones de gatos y 20 millones de especies pequeñas.

Tomado de Vanguardia

Con información de medios

 

Por: Redacción2

Tips al momento

Extraña a Lilia Merodio falta de convenio Marco para marcas de sotol

Lilia Merodio dice que al gobierno de Maru Campos le faltó  firmar un convenio Marco con la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) para que Chihuahua pudiera registrar todos sus productos del sotol en Marcas

Es decir que no sólo era el obtener la certificación de la Entidad Mexicana de Acreditación para evaluar los procesos de producción del sotol acorde a la Norma Oficial Mexicana.

Lo que además le  extraña es  que a pesar del trabajo en equipo de sotoleros y de todo el gremio, es que apenas reciban la certificación después de casi 4 meses

Notas recientes

Facebook
Comentarios