Buenos deseos

Arq. Mario C. Contreras Figueroa

Columna | Sin sesgo

 

Un país no cambia solo con buenos deseos y frases de cajón.

Como cada seis años, los buenos deseos de muchos mexicanos se expresan con frases como “la responsabilidad es de uno, no del presidente” o “hay que darles tiempo para que cumplan sus promesas”; “nadie baja diez kilos de un día para otro, se lleva tiempo” y luego, como los propósitos de año nuevo, se guardan en una caja, bien cerrada, que se abrirá nuevamente dentro de seis años más.

La verdad es que expresar las ganas de que algo suceda, sin hacer nada, es peor que no decirlo.

Y la mayoría de las personas que sí lo dicen, lo hacen como una especie de deslinde, para decir luego “se los dije” cuando ni ellos ni nadie hacemos nada.

Efectivamente, la responsabilidad de los ciudadanos, sobre todo aquellos que llevaron al poder al gobernante, es cumplir con la parte que le corresponde, aunque la mayor responsabilidad es el gobierno, que cuenta con el personal y los recursos para llevar a cabo sus promesas de campaña.

Muchas de esas promesas, especialmente las que más movieron el corazón de los mexicanos, eran solo lo que quería oír la gente, pero no son factibles, ni ahora ni nunca.

Dejar de ser pobre no es responsabilidad del gobierno, porque los apoyos asistenciales, del tipo de “Procampo” o “Progresa”, no sirven más que para aumentar la corrupción y generar compromisos políticos, pero no para terminar con la pobreza. Se requiere de esfuerzo de quien recibe el apoyo que, por sí solo, es como un medicamento que no se toma, o que se toma sin horario: no funciona.

De igual manera, repartir más dinero a los Estados más pobres es, quizás, el error más grande que cualquier gobierno puede cometer.

En alguna ocasión, siendo Vicente Fox presidente de México, en una visita a Chihuahua, habló a un grupo de empresarios sobre la gran necesidad que tenía el Sureste de recursos, la pobreza en la que viven muchos de sus habitantes y les decía que lo correcto era dirigir los apoyos a aquellas regiones, para ayudar a todas las familias en necesidad. En pocas palabras, que el Norte no necesitaba recursos y que debían irse a programas asistenciales.

El sabio empresario que le respondió le dijo que eso era el ejemplo de lo que no se debe de hacer; si no funcionan las cosas enviando recursos y se están limitando a los Estados que sí producen, donde sus habitantes trabajan de sol a sol para salir de la pobreza, los paradigmas de su gobierno estaban al revés y tenían que analizarlo y corregir de inmediato.

También en otra ocasión, en un evento con una Fundación, de las que apoyan a los municipios en sus necesidades, la presidente de la misma no dejaba de presumir la presencia de varios presidentes municipales sucios, harapientos (y por cierto, con un fuerte aliento alcohólico), de municipios que recibieron recursos y que para ellos representaban la imagen de la pobreza de México. Entre los participantes había varios alcaldes del Norte, de municipios de alta marginación, todos ellos limpios, bien vestidos, con sus clásicas botas de colores y cuando le pregunté a la presidente por qué a ellos no les hacían caso, me respondió que porque no eran pobres. La verdad es que me molesté mucho que confundiera suciedad y descuido con pobreza.

Desgraciadamente los paradigmas que se acostumbran, todavía, en nuestro México del siglo XXI son los de las películas de Hollywood. Naturalmente, la pobreza digna, no vende y no sirve para promocionar la imagen de los gobernantes en turno, sean del color que sean, blancos o morenos.

Sería bueno detenernos, sobre todo quienes delinean las políticas públicas, para ver por qué México no avanza, por qué hay tanta desigualdad, por qué no se favorece el trabajo por encima de estirar la mano para pedir limosna.

Un ejemplo que me ha tocado ver, recientemente, es el de Oaxaca. Uno de los estados con mayor índice de marginación en México.

La primera vez que lo visité fue en el año 2001 y correspondía con el estereotipo de las películas. No era necesario buscar mucho para encontrar las necesidades de la gente. Acababan de destruir los supuestos maestros media ciudad capital y el gobierno hacía esfuerzos para recuperar el patrimonio artístico. Mucha cantera fue sustituida, por ignorancia, con cemento. La alimentación de los niños no les permitía crecer. Muchas mujeres vendían sus artesanías en las plazas, por lo que los turistas les quisieran pagar.

En el 2016, quince años después, tuve la oportunidad de regresar y no pude menos que sorprenderme con los cambios. Aunque los seudo-maestros seguían tomando las calles, el gobierno los confinó a una cuadra, cerca del Palacio de Gobierno. La primera gran sorpresa fue ver la estatura de sus jóvenes, muchos de los cuales miden más de 1.80 metros y su actitud no es de derrota, sino de futuro. Las mujeres siguen vendiendo sus artesanías en las calles, pero a precios competitivos y acordes a la calidad de sus productos. Muchas de ellas se han asociado en cooperativas, que ocupan edificios en el primer cuadro de la ciudad, donde se vende lo mejor de lo mejor de Oaxaca y hay que pagar lo que vale. Por todos lados hay cafés, restaurantes, panaderías, joyerías, hoteles, con servicios de calidad y muchas veces manejados por los propios lugareños. Incluso hay un café, manejado por sus propietarios, que son una cooperativa indígena, que compite, con ventaja, con el único Starbucks, que se encuentra perdido en alguna callecita.

En menos de una generación alguien -o algo- hizo despertar a estos industriosos mexicanos e independientemente de que todavía hay grandes necesidades, cada vez son más los oaxaqueños que han encontrado, en el turismo, una manera de vivir bien.

Esto es el ejemplo que hay que seguir. Olvidarnos de los subsidios, de los regalos, de los programas que regalan materiales de construcción o maíz o pollos o lo que sea. Que el ejemplo del Norte sea el que valga para el resto del país. Ya lo vivimos en muchos estados, además de los de la franja fronteriza: Querétaro, Jalisco, Guanajuato, entre otros.

Y si la gente no tiene necesidades, tampoco querrá dedicarse a labores ilícitas, como la siembra de drogas. Donde no hay necesidad y hay trabajo, no hay malos pensamientos.

Que las reflexiones sexenales nos duren todo el sexenio. Que de veras no demos mordida, que no pongamos “diablitos” en las casas, que todos paguemos impuestos (los que no pagan son los que más exigen), que dejemos de contrabandear vehículos que son sinónimo de pobreza.

Y que el gobierno haga lo que verdaderamente le corresponde.

 

Arq. Mario C. Contreras Figueroa

Tips al momento

Sorpresa...

Donde la agenda marca definición es en la renovación del Comité Directivo Municipal del PAN donde las cosas pueden presentar varias sorpresas: la principal, que Paco Navarro juegue a "La Doña" y vaya por la libre a ganar este espacio que hoy por hoy ocupa Paloma Aguirre Serna, una persona totalmente vinculada a los intereses políticos de la alcaldesa Maru Campos.

El punto es que Paco Navarro no es del grupo de Maru Campos y perder el control del Comité Municipal significaría una raya negativa ante las aspiraciones de la alcaldesa de tener los controles lógicos en la capital como los ha logrado paradójicamente en Ciudad Juárez y en otro municipio del estado como es también  Delicias.

La presidencia municipal ha tratado de mandar a ese juego político a varios prospectos, donde uno de los perfiles recae en la figura de Ramón Chávez, pero no han logrado empatar el proselitismo que ha hecho Navarro, quien de un momento a otro se espera que renuncie a su encargo dentro de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento.

En este escenario, una figura importante con la cual se podría empatar y buscarle ganar a Navarro sería la de Marco Bonilla, actual director de Atención Ciudadana y quién tiene una operación política importante además de ser uno de los alfiles básicos de la presidenta municipal. De ganar Paco Navarro, cambiaría el esquema de correlación interna en el PAN para lo cual significaría que dentro de los números la misma alcaldesa y su grupo que le sugiere otro tipo de acciones, pudieran pactar con Navarro y quienes lo apoyan para de este modo figurar, volver a la esencia de que el PAN puede cohabitar políticamente con figuras que no son totalmente afines principalmente cuando se acercan calendarios decisivos para la ruta hacia el 2021.

Por cierto, y ya para cerrar este dato, uno de quienes apoyan a Paco Navarro es el diputado Miguel LaTorre quién segú las últimas encuestas aparece en segundo lugar en el handicap para la candidatura a la presidencia municipal, el primero es su tocayo Miguel Riggs -en conocimiento del personaje únicamente- el tercero es Roberto Lara le sigue Marco Bonilla y ya de ahí para abajo no hay mucho para rescatar, de cualquier manera el escenario y todo lo que está ocurriendo este inicio de fin de semana puede darle una sorpresa a María Eugenia Campos...


Plebiscito intervenido...

Muy a pesar de las consideraciones en comunicación social del municipio de Chihuahua, existen registros en video de personas que acudieron a votar, en horas laborales, empleados del municipio a quienes se les exigió como prueba el que se tomaran fotos al momento de estampar las firmas que se requieren para lograr el plebiscito con motivo de la reconversión del alumbrado público.

La víspera, integrantes de Wikipolítica y Red de Participación Ciudadana denunciaron esta circunstancia y cerraron el punto de recolección de firmas hasta nuevo aviso al percatarse de que se trataba, en buena parte de los firmantes, de empleados a quienes se coaccionó para ir a dejar su rúbrica y a personas que son beneficiarias de apoyos municipales so pena de retirarles dichas ayudas en caso de no apoyar con su rúbrica.

Para Nayo Rodríguez con este tipo de acciones el Municipio busca secuestrar los mecanismo de participación ciudadana, reventarlos, desligitimar un proceso ciudadano que puede resultar contrario a sus intereses.


A buscar sombra el PES

La pérdida de registro del PES como partido traerá no sólo consecuencias políticas sino legislativas y de representación en los municipios, porqué al no existir este partido, los actuales representantes quedarían a la deriva, sin siglas y claro, con sus debidas repercusiones monetarias.

Así es, no sólo se perderían las prerrogativas para el partido del PES en el Estado, sino que los diputados y sus regidores por obvias razones no tendrían los mismos recursos con los que actualmente cuentan, en el caso de los diputados perderían recursos como fracción, pues sólo los partidos pueden integrar fracciones parlamentarias y además hay que estar muy pendientes de la sobre representación, pues no podrían sumarse a Morena y al PAN...

Habría que ver a qué árbol se arriman


100 mdp diarios gastan chihuahuenses en transporte

Los chihuahuenses gastan cerca de 100 mdp diarios para trasladarse en su vehículo particular arrojó un estudio realizado por el Instituto Municipal del Planeación (Implan).

Esta cifra surge de considerar que si los 400 mil vehículos particulares registrados fueran modelo 2019, con un uso eficiente de combustible, estándar, de cuatro puertas, sedán, gastarían por cada kilómetro 3.43 pesos, de manera que si en promedio cada persona transita 38 kilómetros diarios por el modelo de la ciudad expansiva, en promedió el total de automovilistas gastarían más de 50 mdp al día.

Al no ser todo el parque vehicular modelo 2019, el cálculo se eleva a 100 mdp diarios, lo que tiene que ver con el modelo de ciudad al que se ha apostado que es de grandes distancias para tener acceso al trabajo y  escuela y que orilla a las personas a utilizar un medio de transporte excesivamente costoso.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios