En el trono del éxito

Londres, Inglaterra (21 mayo 2019).- De lisiado a rey de Westeros, y de niño sin ganas de actuar a superestrella mundial.

Isaac Hempstead-Wright, el sorpresivo ganador del del trono en el fenómeno televisivo Game of Thrones, admite estar en las nubes gracias a la producción de fantasía e intrigas palaciegas.

Sin embargo, el intérprete del tullido Bran Stark, admite no saber qué le depara a continuación.

"Es un periodo dulce de mi vida. Por supuesto que quiero seguir en la actuación. Acabo de terminar una gran parte de mi vida con la serie, así se siente, que estoy en tránsito.

Estoy como impaciente por saber qué hago a continuación. Y disfrutando esto. Es mi oportunidad de encontrar mi estilo", dice en un encuentro con medios el británico de 20 años en la promoción de la serie.

Algo que tiene por seguro es que en breve regresará a la Universidad de Birmingham a cursar estudios en Matemáticas y Música.

De momento, Isaac se da la oportunidad de hacer pequeñas apariciones en videos musicales, como en "Exits", del grupo británico Foals.

"Los chicos de la banda son mis amigos, son increíbles. Nos encontramos en un bar y platicamos. 'Oye, tú deberías estar en uno de nuestros clips', me dijeron. Y como amo la música, fue mi manera de involucrarme".

Hempstead Wright cuenta que de niño tomó clases de actuación, sólo para no tener que jugar futbol los sábados por la mañana en su colegio.

Tras múltiples audiciones, cuando tenía tan sólo 10 años, fue elegido por los productores David Benioff y Dan Weiss para interpretar a uno de los miembros de la Casa Stark.

"Estúpidamente hice un trato con mis padres en el que acordamos que yo me gastaría en lo que quisiera mi primer sueldo en la vida. Pero hice un comercial un mes antes que empezara Game of Thrones y eso fue lo que me tocó. Lo otro, lo ahorré".

Su personaje vive un viaje singular: en el primer episodio lo tiran de una ventana y queda tullido, pero de ser un niño roto logra convertirse, aun atado a una silla, en el Cuervo de Tres Ojos, un misterioso ser que es la memoria de Westeros.

"No hay nada de mí en al Cuervo de Tres Ojos, pero hay mucho de mí en Bran Stark. Cuando fue el cambio, debía encontrar la voz de el Cuervo, ponerle misterio a intriga, porque era aburrido y monótono interpretar a alguien que lo sabe todo".

El actor admite no ser amante de la fantasía: no ha leído las novelas de George R.R. Martin en que se basa la serie, y ni siquiera ha visto las películas de El Señor de los Anillos.

Sin embargo, no cambiaría por nada del mundo el haber sido parte de Game of Thrones, que tendrá otra vida en unos meses con el lanzamiento de la colección en Blu-ray.

"Ese show fue mi infancia y adolescencia. Ha sido una experiencia alucinante. A los 10 años me dieron trabajo, fui tratado como un profesional, gané dinero. Eso no es normal. He viajado mucho, he conocido mucha gente. Ha sido un privilegio".

Revelan error plástico

Luego de que un vaso de café apareciera por error en una escena de la última temporada de la serie, en otra, del gran final, se coló una botella de agua, lo que desató los memes.

Apareció en los momentos finales, medio escondida, detrás de una pierna de John Bradley, el actor que interpreta a Samwell Tarly.

La secuencia es de suma importancia, pues en ella varios personajes discuten el futuro de Westeros.

"The Iron Throne", nombre del sexto y último capítulo de una ya de por sí polémica octava temporada, dividió al público y a la crítica.

En el sitio Rotten Tomatoes se le calificó únicamente con un 48 por ciento de aprobación.

Por: Redacción

Tips al momento

Reconoce 4T a gobierno de Corral

Implícitamente hay un reconocimiento de Andrés Manuel a Javier Corral por su proyecto de inversión de 18 mil millones de pesos de recursos propios para Chihuahua por los próximos dos años y prueba de ello fue el reconocimiento a la “atinada visión” del gobernador panista que hizo el súperdelegado Juan Carlos Loera.

Loera de la Rosa es un funcionario federal que representa al gobierno emanado de Morena, el de la 4T, lo cual también quiere decir que el partido en Chihuahua ahora rectificaría sobre las críticas y señalamientos de abandono de los cuales responsabilizó -no hace mucho- al gobernador, lo que a su vez infiere la confianza del gobierno de AMLO en las soluciones del gobernador Javier Corral. ¿O no?


Un mal mensaje

A la Alcaldesa le hubiera gustado que en el Plan de Inversión 2019-2021, el Gobierno del Estado contemplara infraestructura para combatir la desigualdad y pobreza urbana en el municipio, que muchas veces es mayor que la pobreza rural.

Para la edil sería un mal mensaje que las familias chihuahuenses no reciban el apoyo por parte del gobierno estatal para el desarrollo de infraestructura social como son obras de agua potable, drenaje y pavimentación.

Los chihuahuenses, dijo, pagan impuestos al Gobierno del Estado, que se tendrían que regresar en forma de políticas públicas de infraestructura social.


Sin formas ni modos

La batalla en la Facultad de Derecho gira en estos momentos sobre la injerencia -o no- de la rectoría en cómo se integra la plantilla laboral de dicha unidad académica.

No se está discutiendo una mejora al plan de estudios, ni sobre mejores técnicas pedagógicas o sobre capacitación docente, sino de cómo hacer que una treintena de personas ingresen a la Facultad de Derecho en calidad de profesores entre quienes resaltan los nombres de connotados personajes de extracción panista. Supongamos que es coincidencia.

Dicen que en la manera de pedir está el dar, y que quizá los modos o las formas de la Rectoría quizá hayan carecido de concenso, diálogo, negociación... vamos... de negociación política, cabildeo. 

Lo cierto es que para muchos panistas es la Facultad de Derecho el último bastión, el último reducto que queda del PRI, pero ojo, por más tricolor que fuera si lo que se quiere es imponer o meter con calzador a una treintena de maestros, en algún punto cuando menos administrativamente hablando alguien habría de protestar...


La gran apuesta de Corral

Obligado está Javier Corral a dar resultados en obra pública para su próximo informe de gobierno, pues ya ayer dio un adelanto de todo lo que piensa realizar para sus últimos dos años de administración con el Plan de Inversión 2019-2021.

El evento bien puede entenderse como un “preinforme” de actividades para lo que le queda de gobierno, pero con una obligación mayor, pues anunció con bombo y platillo una larga lista de obras con impacto social que, de no verse completadas antes de que llegue un nuevo mandatario, podría haber un fuerte reclamo de la gente en las urnas como ya hemos visto en el pasado más reciente...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios