La amenaza de los aranceles

Variables
Jacinto Gómez Pasillas
  • “MÉXICO se ha aprovechado durante décadas de Estados Unidos…” “…el problema es que han estado hablando durante 25 años, queremos acciones, no hablar…” Presidente de EU D. Trump.

“Pobre de México, tan lejos de Dios

Y tan cerca de EU”Porfirio Díaz.

Nuevamente, D. Trump, presidente de EU., ha puesto a México como blanco de sus ataques, amenazas y agresiones,  al anunciar la semana pasada la imposición arbitraria  de ARANCELES a todas las importaciones desde México (5% el 10 de junio y el 5% más cada mes, hasta llegar a un 25%) si no se detiene el flujo de inmigrantes centroamericanos principalmente (y de otros países) y el tráfico de drogas hacia EU. Es sin duda una amenaza y una agresión de auténtica guerra comercial que afectaría seriamente a nuestro país y economía, so pretexto de que México no cumple con las exigencias estadounidenses entorno al problema migratorio y el combate al tráfico de drogas.

Recordemos que un ARANCEL es el impuesto que se aplica a todos los bienes que son objeto de importación, e incluso puede haber aranceles a los productos de exportación.

En un mundo globalizado sobre todo económicamente, el LIBRE COMERCIO y el rechazo al PROTECCIONISMO COMERCIAL son principios por los que la generalidad de los países (incluido EU) rechazan la imposición de aranceles a las importaciones de productos comerciales de cualquier tipo. La imposición de estos impuestos de un país a los productos de exportación de otros, es el principal instrumento de la confrontación conocida como “Guerra Comercial” sumamente grave y preocupante por las implicaciones políticas y militares a las que puede derivar.

El actual Presidente de EU ha convertido esta práctica en un método de presión para negociar con sus grandes competidores comerciales (Unión Europea y actualmente China); pero que lo traslade del terreno comercial al terreno de la presión política a un país vecino (además el mas débil en la relación bilateral) no solo es un acto de agresión  injusta y desproporcionada, sino violatorio del Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente entre EU, México y Canadá  y del nuevo Tratado Comercial (T.MEC) ya acordado y en trámite de aprobación por los Congresos de los 3 países que integran América del Norte.

En todos los Sectores de la Sociedad Mexicana es ya conocido este nuevo ACTO DE AGRESIÓN DEL Gobierno del Presidente Trump, no solo al Gobierno de México, sino a todos los Sectores de la Economía Nacional y de la población. Esta desproporcionada y brutal amenaza que afecta ya aun sin aplicarse a nuestra economía es lesiva para México, pero lo es también para amplios sectores y regiones de EU, por su extensa actividad exportadora a nuestro país, y para las empresas transnacionales extranjeras en México, la mayoría estadounidenses y por tanto con matrices en EU (lo cual implica que sus ganancias por sus actividades aquí van a dar a ese país).

Esta es una amenaza en ciernes (proceso de realización) que implica no solo un acto grosero e irrespetuoso a las relaciones entre los dos países, sino una manifiesta agresión a nuestra soberanía y dignidad nacional; y es una coyuntura que requiere de unidad y apoyo de todos los sectores de la sociedad con el Gobierno de la República para enfrentar la emergencia y que el Gobierno de México asuma la negociación político- diplomática ante el gobierno “vecino” con un respaldo expreso y evidente de un pueblo unido en el rechazo al acto abusivo del gobierno de TRUMP.

El “cierre de filas” ante el gobierno de EU ya es evidente y refleja que los grupos y sectores de nuestra sociedad saben anteponer el interés nacional por encima de diferendos y posiciones discrepantes en política interna.

Los partidos políticos de oposición se han pronunciado porque el Gobierno del Presidente López Obrador asuma –con el obvio respaldo-  una postura de firme defensa de los intereses del país.

A su vez diversos representantes de la Iniciativa Privada han manifestado también su apoyo al gobierno mexicano para enfrentar la amenaza del Presidente Trump sobre la imposición de Aranceles con una posición “persuasiva” pero enérgica para evitar el cumplimiento de la amenaza y/o responder con firmeza si tales medidas entran en vigor.

El mismo Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló que no hay justificación para los aranceles anunciados por EU, recordando que además de las empresas mexicanas resultarán afectados los productos y consumidores estadounidenses. Incluso, desde el consejo Nacional Agropecuario consideran que si la amenaza arancelaria de TRUMP se hace realidad México debe aplicar ARANCELES ESPEJO (de represalia) a los productos agrícolas producidos en estados mayoritariamente republicanos de la Unión Americana  (que apoyan a Trump) si el conflicto comercial empeora.

Esta última declaración nos lleva a resaltar las verdaderas razones político-electorales internas que motivan al Presidente Trump en esta como en otras medidas que dicta – anunciandolas vía twitter- y ordena a los miembros de su gabinete.

No es coincidencia sino parte de una estrategia meditada que luego de emitir su amenaza arancelaria a México, anuncie que el próximo día 17 de junio va a declarar anticipadamente de manera oficial que buscará su candidatura  a la relección presidencial.

Tampoco lo es que escoja  el “problema de la creciente migración a EU, con el tránsito de migrantes –sobre todo centroamericanos- a través de México, agregándole el tráfico de drogas, para exacerbar el chauvinismo e incluso racismo de sectores anglosajones que constituyen la mayoría de su base político-electoral junto con sectores laborales de diversos estados agrícolas y manufactureros de EU, agregándole el problema del tráfico de drogas; para generar miedo y reafirmarse como adalid del Nacionalismo Derechista de ese país.

Esta realidad preelectoral en el país vecino, aunada a la compleja personalidad de Donald Trump y su manera peculiar e impredecible de tomar decisiones complicará la ya de por sí difícil negociación del diferendo por los representantes del gobierno Mexicano. Por eso la necesidad de un frente unido de todos los sectores y grupos de México en apoyo a los representantes y negociación de nuestro gobierno.

Hay que recordar que de por si la relación entre México y Estados Unidos ha sido de altibajos y de una alta conflictividad sobre todo en el siglo XIX y parte del XX.

Simón Bolívar fue quizá el primero en profetizar lo que sería la relación de Estados Unidos con los países  latinoamericanos cuando señaló en 1829: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad.”

Todos los países latinoamericanos han sufrido las injustas e incesantes intervenciones políticas e incluso militares de la Unión Americana, pero es México el país más afectado.

La política intervencionista y de imposición de los designios de los sucesivos gobiernos norteamericanos y de sus grupos de poder e intereses económicos, pueden reseñarse en los países de Centroamérica, Sudáfrica y del Caribe durante los siglos XIX y XX, pero la agresión más injusta y abusiva  ha sido contra México  en diversos momentos del siglo XIX y XX.

Recordemos la Intervención Norteamericana  con la invasión militar a México (de 1846 a 1848) que provocó que EU.  Se apoderara de casi la mitad del territorio mexicano (1.3 millones de km2) con la cual formó sus estados de Utah, Arizona, Nuevo México, Nevada y California; con la separación previa de Texas generada por los colonizadores anglosajones de esa región.

Así que cuando el Presidente Trump se queja de que México ha abusado de EU, habría que remitirlo  a los textos de historia y recordarle (expresión optimista) quién a lo largo de la historia moderna ha sido el abusador.

Para entender (que no aceptar  como válidas)  las bases de la política de EU hacia Latinoamérica hay que recordar los principios fundamentales que la presiden desde el siglo XIX hasta el siglo XX,  que son:

“La Doctrina MONROE”, (1823) elaborada por John Quincy Adams y             atribuida al Presidente James Monroe, sintetizada en la frase “América para los americanos” (Léase norteamericanos) y que rechazaba la intervención de los países europeos en el Continente Americano.

“La Doctrina del Destino Manifiesto”, que expresa la creencia o tesis de que los Estados Unidos de América es una nación destinada a expandirse desde las costas del atlántico hasta el pacifico, utilizada después para justificar otras adquisiciones territoriales.

Esta expresión la creó el periodista John L. O´Sulliván en 1845.

La FRASE LAPIDARIA DE JOHN FOSTER DULLES: “Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses” aplicada a mediados del siglo XX, en plena GUERRA FRIA.

Esta historia  de intervencionismo y despojo hacia nuestros países, explica que se haya generado, particularmente en México, un sentimiento popular anti-yaqui o anti-gringo  que en algunos momentos históricos ha detonado en exacerbamientos nacionalistas, que no es bueno para nadie que renazcan, pero que acciones y declaraciones como las del Presidente  Trump están provocando el riesgo de que vuelvan a resurgir.

Por otro lado, cuando el referido Presidente en algún momento ha culpado a México de todos los males en EU (violencia, consumo de drogas, desempleo, etc.); pero sobre todo cuando afirma: “México está enviando una gran delegación para hablar de la frontera, el problema es que han estado hablando durante 25 años; queremos acción, no hablar”.

“Podrían resolver la crisis en la frontera en un día, sí se lo propusiera.”

Al leer estas declaraciones, saltan comentarios y preguntas como:

¿De veras la mayoría de los norteamericanos comparten sus opiniones contra México como socio comercial, vecino y aliado político en las guerras mundiales del siglo XX y los conflictos internacionales del siglo XXI?

¿Cuando dicen que los mexicanos han estado hablando durante 25 años, no querrá referirse mas bien a que México ha insistido-y por más de 25 años- en que el gobierno norteamericano combata el tráfico de drogas en su territorio, y disminuya la demanda y el consumo de drogas en su país;pues al disminuir la presión de la demanda, abate la oferta y tráfico de esas drogas que tanto dañan a las nuevas generaciones; pero también habla e insiste en que el gobierno del vecino país disminuya o cese de verdad el tráfico de armas que provee a los grupos de delincuencia organizada en México?

¿Cuándo afirma que los mexicanos podrían resolver la crisis en la frontera en un día, sí se lo propusieran, podría decírsele usando la frase de un ex-Presidente mexicano, que su gobierno puede resolver el tráfico incontrolado de armas hacia México, EN QUINCE MINUTOS, sí se lo propusiera?

 Lo cierto es que en una negociación sería y  prudente, pueden acordarse medidas de ambos países para disminuir flujos migratorios en territorios de tránsito, tanto en México como en Centroamérica y alianzas para abatir las causales de las necesidades de los individuos para migrar.

El éxito de  una negociación se basa en el diálogo positivo y la buena y flexible posición de las partes negociadoras en un marco de respeto mutuo, no de presión o amenazas.

El gran país defensor del Libre Comercio, del respeto a los derechos humanos, de la defensa de las libertades y que en su declaración de independencia proclamó  el principio universal de que TODOS LOS HOMBRES NACEN IGUALES; puede y debe privilegiar con México, una política efectiva de BUENOS VECINOS, sin separación de los vocablos.

Tips al momento

Reconoce 4T a gobierno de Corral

Implícitamente hay un reconocimiento de Andrés Manuel a Javier Corral por su proyecto de inversión de 18 mil millones de pesos de recursos propios para Chihuahua por los próximos dos años y prueba de ello fue el reconocimiento a la “atinada visión” del gobernador panista que hizo el súperdelegado Juan Carlos Loera.

Loera de la Rosa es un funcionario federal que representa al gobierno emanado de Morena, el de la 4T, lo cual también quiere decir que el partido en Chihuahua ahora rectificaría sobre las críticas y señalamientos de abandono de los cuales responsabilizó -no hace mucho- al gobernador, lo que a su vez infiere la confianza del gobierno de AMLO en las soluciones del gobernador Javier Corral. ¿O no?


Un mal mensaje

A la Alcaldesa le hubiera gustado que en el Plan de Inversión 2019-2021, el Gobierno del Estado contemplara infraestructura para combatir la desigualdad y pobreza urbana en el municipio, que muchas veces es mayor que la pobreza rural.

Para la edil sería un mal mensaje que las familias chihuahuenses no reciban el apoyo por parte del gobierno estatal para el desarrollo de infraestructura social como son obras de agua potable, drenaje y pavimentación.

Los chihuahuenses, dijo, pagan impuestos al Gobierno del Estado, que se tendrían que regresar en forma de políticas públicas de infraestructura social.


Sin formas ni modos

La batalla en la Facultad de Derecho gira en estos momentos sobre la injerencia -o no- de la rectoría en cómo se integra la plantilla laboral de dicha unidad académica.

No se está discutiendo una mejora al plan de estudios, ni sobre mejores técnicas pedagógicas o sobre capacitación docente, sino de cómo hacer que una treintena de personas ingresen a la Facultad de Derecho en calidad de profesores entre quienes resaltan los nombres de connotados personajes de extracción panista. Supongamos que es coincidencia.

Dicen que en la manera de pedir está el dar, y que quizá los modos o las formas de la Rectoría quizá hayan carecido de concenso, diálogo, negociación... vamos... de negociación política, cabildeo. 

Lo cierto es que para muchos panistas es la Facultad de Derecho el último bastión, el último reducto que queda del PRI, pero ojo, por más tricolor que fuera si lo que se quiere es imponer o meter con calzador a una treintena de maestros, en algún punto cuando menos administrativamente hablando alguien habría de protestar...


La gran apuesta de Corral

Obligado está Javier Corral a dar resultados en obra pública para su próximo informe de gobierno, pues ya ayer dio un adelanto de todo lo que piensa realizar para sus últimos dos años de administración con el Plan de Inversión 2019-2021.

El evento bien puede entenderse como un “preinforme” de actividades para lo que le queda de gobierno, pero con una obligación mayor, pues anunció con bombo y platillo una larga lista de obras con impacto social que, de no verse completadas antes de que llegue un nuevo mandatario, podría haber un fuerte reclamo de la gente en las urnas como ya hemos visto en el pasado más reciente...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios