La transa del avión

Soliloquio/José Luis Muñoz

    Mes a mes se le fue haciendo bolas el engrudo a lópez con la rifa del no-avión y día con día fue haciendo más profundo el hoyo del que no pudo salir.

    Hoy es la rifa y ayer anunció que "se llegó a la meta", pero no definió cuál es esa meta.

    La semana pasada anunció que cometerá oootro delito: comprar cachitos con dinero del erario y entregarlos a los hospitales públicos, a ver si alguno se saca uno de los premios para ser equipado.

    El reparto se aceleró el fin de semana.

    Así, si la suerte le favorece, podría medio equiparse un hospital de los que el presupuesto dejó de lado.

    Como todos sabemos, un funcionario público no puede hacer absolutamente nada que no le esté específicamente autorizado por la ley.

    Y que yo sepa, en el Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado por el Congreso para el ejercicio 2020 no existe ninguna partida para comprar cachitos de lotería ni para participar en rifas o sorteos.

    Claro que si lópez nos muestra la partida presupuestal, retiro todo lo dicho y a partir de mañana escribo su apellido con mayúscula.

    De lo contrario sería un peculado y un uso ilícito de sus facultades.

    Así lo dice la ley:

    Código Penal Federal, Libro Segundo, Título Décimo.- 

    Delitos por Hechos de Corrupción, Capítulo XII - 

    Peculado, Artículo 223.- 

    "Comete el delito de peculado:

    I.- Todo servidor público que para su beneficio o el de una tercera persona física o moral, distraiga de su objeto dinero, valores, fincas o cualquier otra cosa perteneciente al Estado..."

    O también el delito de  Uso Ilícito de Atribuciones y Facultades, consignado en el Capítulo V del mismo Código Penal Federal, que en su Artículo 217 dice:

    "Comete el delito de Uso Ilícito de Atribuciones y Facultades:

    I.- El servidor público que ilícitamente

    d).- Otorgue o realice (...) adquisiciones...con recursos públicos".

    Y también sobre el mismo delito:

     III.- "El servidor público que teniendo a su cargo fondos públicos, les dé una aplicación distinta de aquella a que estuvieren destinados".

    Y como los cachitos nomás no se vendieron, la genialidad de lópez encontró esa salida.

    Clásico: cuando un estúpido se ve exhibido en el ridículo, comete otra estupidez.

    Sucede en automático.

    Y no sería el primer delito o grupo de delitos que comete lópez en relación con la famosa e hilarante rifa.

    El 10 de febrero, también en su mañanera, lópez anunció que 2 mil millones de pesos que la Fiscalía obtuvo como reparación de un desfalco cometido al Infonavit, no se le regresarían al Instituto, sino se usarían para pagar los premios  de la rifa.

    Muy ufano, sosteniendo el cheque de la reparación del daño a dos manos junto con el fiscal Gertz para la foto, lópez ordenó: "esta cantidad se va a utilizar para pagar los premios de la rifa del avión presidencial".

    Y le entregó el cheque al Director del Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado.

    Que en el caso específico fungirá como Instituto Para Robarle al Erario lo Devuelto.

    ¿O no?

    Los ilícitos pueden ser los mismos, pero en aquella ocasión también embarcó al Fiscal General de la República, que nomás puso cara de baqueta y se prestó a ser cómplice.

    Y se le puede agregar:

    "Comete el delito de Uso Ilícito de Atribuciones y Facultades un funcionario:

    Fracción VIII.- Cuando haga que se le entreguen fondos, valores u otra cosa que no se le haya confiado a él y se los apropie o disponga de ellos indebidamente".

    Hay algo bueno en todo ello:

    Cuando deje lópez la presidencia, sí es que la deja, estos delitos no habrán prescrito y ya no tendrá fuero, porque ahora lo sigue teniendo, pues lo hecho al respecto en el Congreso, ya sabemos, fue pura faramalla.

    Entonces podría enjuiciársele por este y otros pendientes.

    Lo cierto es que de creerle a lópez, la totalidad de los cachitos ya estarían vendidos. 
    
    Entre los que según él vendió la noche del 12 de febrero a los 75 megamillonarios que invitó a cenar tamales en Palacio y presumió:

    "... hubo compromisos por alrededor de 1,500 millones de pesos... alrededor de 3 millones de cachitos" de 500 pesos cada uno, o sea el 50% del total.

    Y lo que también presumió lópez el 29 de abril:

    "Ayer, un empresario solidario se ofreció a comprar 200 millones de pesos en boletos, unos 400 mil cachitos... Y me dijo: yo quiero que esto se entregue al pueblo... Le dije que una opción es que se le entregue casa por casa a la gente de los municipios más pobres de México, hasta donde alcance".

    Súmele los que tuvieron que adquirir forzosamente los trabajadores al servicio del Estado que ya recibieron la amenaza.

    Y sindicatos con líderes charros, como el senador Napo que ya compró una gran cantidad con dinero del sindicato y se los va a "regalar" a los trabajadores.

    Igual, a los sindicatos de la CFE y de Pemex, que los líderes pueden gastar el dinero de los trabajadores sin informarles ni tomarles parecer.

    ¿Y qué el pueblo no ha comprado ni un cachito?

    ¿Dónde están los millones que apoyan a lópez?

    Lo que he escuchado es que muchos mexicanos prefieren esperarse a la rifa del Castillo de Chapultepec, cuando la crisis presupuestal esté agudizando.

    Luego de 30 semanas de estarlo promoviendo, y "acomodando" cachitos por la vía de la imposición obligatoria, hasta el martes de la semana pasada se habian "vendido"  "ya" el 63 por ciento de los cachitos, según informe oficial del director de Lotenal.

    Nunca en la historia nacional una rifa tuvo tanta difusión pública.

    Faltarían más de 2 millones que son los que va a comprar el gobierno.

    Como dijo la señora González: es igual que si me pongo a hacer empanadas para vender y me las compro yo misma.

    Lo cierto es que la mentada rifa "del avión" es otro rotundo fracaso.

    Como la pacificación del país, la Guardia Nacional, el plan Lozoya, el manejo de la economía, el pretendido aumento en la producción de petróleo, el manejo de la pandemia, el Insabi... uuuff...pero eso es otra columna.

    No se rifará el avión, sino el equivalente a su precio, pero tampoco, porque la nave está valuada en 2 mil 500 millones de pesos pero sólo se rifarán 2 mil millones y se imprimieron cachitos por 3 mil millones.

    Y los premios no saldrán de los cachitos vendidos, sino del desfalco al Infonavit.

    Sin duda, lo suyo, lo suyo, es la transa.

Tips al momento

El semáforo en rojo la única opción porque no hacen caso

Se complica la situación de salud en Chihuahua con motivo del aumento de contagios por coronavirus. La ciudadanía no entiende, existe una falta de empatía como si se tratara de un tema sin importancia, cuando la realidad ha rebasado a las mismas instituciones médicas. 

El gobierno tendrá que tomar una decisión bastante drástica y sacrificar actividades económicas, sociales, culturales y de educación. Regresar al semáforo rojo al parecer es la única herramienta que tiene el gobierno para asegurar la salud de la población por aquellos que no hacen caso.

 

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios