Interdependencia olvidada

Colaboración especial / Lucía Ramírez Lira

¿En qué momento nos creímos dueños de todo lo que existe en este planeta de forma tan arbitraria? ¿Cómo fue que un mal día nos encontramos arrancados de la naturaleza y en gran medida, del equilibrio con nosotros mismos?

Los seres humanos, dotados de la racionalidad que en apariencia nos coloca por encima de las demás especies, pero que no por eso nos exime de respetar y preservar a todas las formas de vida que coexisten con nosotros en este planeta, pareciera que olvidamos el origen de nuestra existencia, al antepasado común que haciendo alusión a la teoría evolutiva y de selección natural propuesta por Charles Darwin, nos conecta a través de un enorme árbol genealógico con las primeras formas de vida que han derivado en lo que somos como especie.

Caminamos ensimismados en nuestras capacidades constructivas y destructivas, muchas veces siendo estas últimas las que, consiente o inconscientemente, han sido bastión del desarrollo de las civilizaciones a lo largo de la historia.

En un inicio, la relación de los primeros humanos con la naturaleza gozaba de mayor armonía, otorgándole incluso un significado sumamente profundo a la tierra que les permitía subsistir bajo el mismo orden que regía a la demás especies; proveyéndoles así de lo necesario para satisfacer sus necesidades, lejos de la posibilidad de que el azote de la avaricia irrumpiera sobre el equilibrio de un mundo capaz de albergar innumerables formas de vida sin que la devastación de un territorio o la extinción de ciertos seres fueran el resultado de la evolución humana.

Marx planteó lo siguiente respecto a la relación entre la naturaleza y el género humano en sus “Manuscritos económico-filosóficos”:

…el hombre vive de la naturaleza, es su cuerpo, con el cual debe permanecer… La afirmación de que la vida física y mental del hombre y la naturaleza son interdependientes, significa simplemente que la naturaleza es interdependiente consigo misma, puesto que el hombre es parte de la naturaleza. Lo anterior tiene más vigencia de la que cualquiera pudiera atribuirle, pues vivimos en una época donde el impacto de las acciones humanas, llámese: la destrucción de ecosistemas, la contaminación, el cambio climático o el comercio ilegal de vida silvestre, nos han llevado a comenzar a experimentar los efectos de la siguiente extinción masiva, la cual evidentemente es el resultado del paso del ser humano por este mundo.

Se sabe que, hasta nuestros días, han ocurrido cinco eventos catastróficos y que cada uno eliminó entre el 70% y el 95% de especies que habitaban en el planeta al momento de ocurrir. El último suceso de este tipo tuvo lugar hace aproximadamente 66 millones de años, borrando de este plano la presencia de los dinosaurios y generando la pérdida del 50% de diversos géneros biológicos tales como: reptiles nadadores, mosasáuridos, ammnoideas, por mencionar algunos.

El profesor de ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México, Gerardo Ceballos González, co-autor de un estudio sobre la sexta extinción masiva publicado en la revista científica, Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), dijo a CNN a través de un correo electrónico que entre 2001 y 2014 se extinguieron alrededor de 173 especies, “25 veces más de lo que cabría bajo la tasa normal de extinción” comentó el académico, estableciendo una comparación con el curso normal evolutivo en el cual habrían tenido que pasar 10,000 años para que ocurrieran dichas extinciones.

Desafortunadamente hoy en día 35,500 especies están amenazadas de extinción según datos de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Desde 1964, esta herramienta ha servido para dar seguimiento a los asuntos de conservación global de la biodiversidad, brindando información puntual sobre las acciones necesarias para preservar los recursos que necesitamos para sobrevivir y para proteger a las especies que se encuentran en riesgo.

El naturalista Antonio Stoppani creó el término “antropozoico” en el siglo XIX para referirse a la época histórica en la que el efecto de las acciones humanas comenzó a reflejarse en el planeta; deviniendo del desarrollo de nuestra especie, un efecto negativo en la biodiversidad que ha existido desde antes de nuestra invasora aparición.

Solo hace falta abrir el navegador para darse cuenta de lo devastador que continúa siendo la expansión de nuestra especie por cualquier rincón del planeta.

Entre incendios forestales, escasez de recursos, seres vivos que probablemente mueran en el anonimato y otras bajo un pronóstico negativo e inminente cuya pérdida representará un desequilibrio en las cadenas alimenticias de otros organismos y por consiguiente, en nosotros como depredador principal, parecieran sofocar por momentos las acciones de altruismo de las miles de organizaciones civiles e instancias gubernamentales que pretenden mitigar el impacto de nuestro egoísmo y enajenación ante las distintas formas de vida.

Un manatí aparece con el apellido del conocido mandatario republicano tallado en el lomo en Florida. Se teme que haya sido cazado un bisonte americano miembro de una manada que se encuentra para su conservación en el rancho Buena Vista del estado de Coahuila. Muere una tigresa blanca a catorce días de haber nacido en el Zoológico Nacional de Nicaragua a pesar de recibir cuidados del director del parque de conservación y su esposa una vez que su madre la rechazara por estar enferma.

Parecieran hechos aislados, sin embargo, están unidos por ser una muestra de la realidad que viven muchas especies alrededor del mundo, siendo presas de actos de barbarie que dejan la racionalidad humana muy por debajo de lo que se esperaría de quien tiene la posibilidad de salvaguardar la integridad de si mismo y de los seres que lo rodean.

Queda un resquicio de esperanza al saber de personas que independientemente de su labor, como en el caso del director del zoológico, es posible percibir la empatía ante una especie que desde hace años se encuentra en peligro de extinción, de tal suerte que extender la vida de un solo ejemplar, representa la inclinación de la balanza en favor de la naturaleza, aunque sea por un breve tiempo.

La pandemia nos ha mantenido absortos en temas que ya conocemos y que derivan precisamente de una cuestión biológica que nos ha hecho sentir en carne propia un poco de la vulnerabilidad ante un ente peligroso por los cuatro costados que no discrimina y que se mantiene al asecho en espera de encontrarnos fuera de nuestra realidad encapsulada. No hay que olvidar lo frágil de nuestra existencia ante el mundo que continuará siendo aun después de que no quede uno solo ser humano habitándolo.

Formamos parte de la naturaleza y vivimos bajo su mandato, ser la causa de una catástrofe habla de la necesidad de cambiar de discurso antes de que sea demasiado tarde y comprender que el abuso constante al planeta y a quienes habitan en él es el preámbulo de la inminente destrucción humana.

Tips al momento

Corral en supuesto desacuerdo con Alianza Federalista por apoyo a Cabeza de Vaca

Al parecer ya salió el peine de porqué Javier Corral abandonó la rueda de prensa que ofrecieron ayer viernes los gobernadores de la Alianza Federalista en Monterrey, Nuevo León. Dicen que el de Chihuahua no estaba de acuerdo en respaldar al tamaulipeco Francisco Javier García Cabeza de Vaca por las acusaciones sobre supuestos nexos con el crimen organizado y es que al parecer, el tema ni siquiera era parte de la agenda que se había acordado entre semana. 

Eso sí, el mandatario sí recibió el espaldarazo de la Alianza Federalista por el tema de las mesas de coordinación que la Federación se niega a retomar bajo la convocatoria de Javier Corral pues la pregunta salió al final de la rueda de prensa y aunque Corral Jurado ya se había retirado, "El Bronco" habló a nombre de los presentes para expresar su apoyo al chihuahuense. 

Sobre el apoyo a Cabeza de Vaca, dicen que Javier Corral no era el único molesto pues el de Jalisco, Enrique Alfaro tampoco estuvo de acuerdo en poner por delante a la Alianza Federalista ante las investigaciones que ya estarían en marcha desde la Fiscalía General de la República. 

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios