Fundó ISIS Estado de terror

The NYT News Service

Estados Unidos (22 marzo 2019).- Cuando el Estado Islámico levantó su bandera negra sobre la ciudad siria de Raqqa a principios de 2014, comenzó su transformación de un jugador regional marginal a una amenaza mundial temible. A finales de ese año, había tomado grandes extensiones de territorio en Irak y Siria, creando un estado deshonesto del tamaño de Gran Bretaña.

Ahora, ese territorio se ha reducido a una porción de tierra a lo largo del río Éufrates en el sureste de Siria. Miles de combatientes permanecen en la región, pero han pasado a la clandestinidad, realizando ataques rápidos en la región y continuando la promoción de su ideología en todo el mundo.

Estos son algunos de los principales momentos en la evolución del grupo:

De grupo marginal a jugador mayor

El Estado Islámico tiene sus raíces en al-Qaida en Irak, una rama del grupo terrorista que atacó a Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. La afiliada iraquí inició una insurgencia que empujó a Irak al borde de la guerra civil en 2006 y 2007. Antes de que sufriera la derrota a manos de las tropas estadounidenses y las milicias locales.

Para el 2013, los remanentes de la afiliada de Qaida se habían rebautizado como Estado Islámico de Irak y Siria, o ISIS, y habían identificado oportunidades en Siria, que estaba en el tercer año de su guerra civil. El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, un iraquí, fue el arquitecto del esfuerzo del grupo para apoderarse del territorio y declarar su propio estado.

En Siria, el grupo explotó el vacío de poder creado cuando los rebeldes arrebataron gran parte del norte y el este del país al Gobierno del Presidente Bashar Assad. El Estado Islámico expulsó a los rebeldes moderados, tomando fácilmente el territorio estratégico.

El grupo se trasladó a la ciudad siria de Raqqa, en el noreste de ese año, y consolidó el control en enero de 2014, convirtiendo a la ciudad en su capital.

Incluso entonces, muchos en el mundo occidental no habían oído hablar del grupo. Eso no duraría mucho.

ISIS se apodera de Mosul y declara su califato

En la primavera y el verano de 2014, el Estado Islámico hizo estragos en el este de Siria y el noroeste de Irak, tomando una ciudad tras otra, incluida Mosul, la segunda más grande de Irak. El Estado Islámico declaró oficialmente su "califato" en junio de ese año e instó a los combatientes extranjeros a venir a la región para tomar las armas.

Días después, al-Baghdadi, que no había sido visto en público durante años, pronunció comentarios en la Gran Mezquita de Mosul, reafirmándose como el líder, o califa, del Estado autodeclarado.

A medida que el Estado Islámico creció, atrajo reclutas a la región para su jihad y a partidarios que llevaron a cabo ataques en todo el mundo. En el apogeo de su poder, el Estado Islámico tenía un estimado de 40 mil reclutas de 100 países.

ISIS intensifica las ejecuciones y la propaganda

El alcance propagandístico del grupo creció con sus ambiciones territoriales. En 2014, comenzó a publicar una revista en línea, Dabiq, para reforzar el apoyo a su ideología y actividades.

El mundo vio con horror cómo el Estado Islámico lanzó una serie de videos que mostraban los asesinatos de periodistas internacionales y trabajadores humanitarios incautados en Siria. Comenzó en agosto de 2014 con imágenes de la decapitación de James Foley, un periodista estadounidense que había sido retenido por el grupo durante dos años. Los clips parecieron ser una respuesta al inicio de los ataques aéreos estadounidenses contra el grupo.

Las ejecuciones fueron una pequeña fracción de las atrocidades cometidas por el Estado Islámico. La violencia contra los residentes locales fue generalizada y sistemática. Fotos y videos de horripilantes crucifixiones, decapitaciones en masa y lapidaciones surgieron regularmente en línea a la altura del poder del grupo.

El Estado Islámico también atacó a grupos religiosos minoritarios, incluidos los yazidi, capturando a cientos de personas y esclavizando a mujeres y niñas.

Crece una campaña para borrar la cultura y la historia

El Estado Islámico, que arrasó Irak y Siria, destruyó iglesias, santuarios y sitios, incluida la antigua ciudad romana de Palmira. Saqueó áreas con fines de lucro y modificó otras para obtener fama como parte de una campaña dirigida a lugares de valor religioso e histórico.

A finales de 2014, el Estado Islámico destruyó el Monasterio de San Elías en Mosul, considerado el sitio cristiano más antiguo de Irak. El grupo publicó videos y fotografías de la destrucción de Palmyra en 2015 y de la decapitación de un académico que había trabajado para preservar el sitio del patrimonio de la UNESCO.

Los extremistas compartieron clips de combatientes que dispararon y arrasaron a Hatra y Nimrud, sitios antiguos en el norte de Irak, ese mismo año.

El grupo organiza ataques terroristas en Europa

El Estado Islámico extendió su alcance en Europa con una serie de ataques terroristas en 2015 y 2016.

Si bien la mayoría de los ataques del grupo todavía ocurrieron en Siria, Irak y las naciones vecinas, la violencia en Europa demostró la capacidad del Estado Islámico para alcanzar objetivos occidentales. Algunos fueron dirigidos por el grupo, aunque la mayoría fueron simplemente inspirados por su ideología. La expansión del grupo no fue sólo geográfica, sino táctica, lo que permitió que el Estado Islámico extendiera su alcance a bajo costo o riesgo para el grupo.

Un ataque a las oficinas del periódico satírico Charlie Hebdo en París en enero de 2015, y un secuestro de rehenes dos días después en un supermercado kosher en un suburbio cercano se vincularon al grupo. En noviembre de 2015, los ataques coordinados en un club nocturno y varios cafés en París que mataron a 130 personas fueron rastreados hasta el grupo. Meses después, los ataques al aeropuerto y al sistema de metro en Bruselas que mataron a decenas fueron atribuidos al Estado Islámico.

Docenas de ataques posteriores, en un mercado navideño en Berlín; una celebración del Día de la Bastilla en Niza, Francia; un concierto de Ariana Grande en Manchester, Inglaterra; dos ubicaciones en Londres dentro de tres meses; el aeropuerto de estambul un club nocturno en Orlando, Florida; y un edificio de oficinas en San Bernardino, California, entre otros, se inspiraron en el grupo, incluso cuando comenzó a perder territorio en casa.

Un estado canalla se convierte en una ideología sin estado

A partir de 2016, el Estado Islámico perdió terreno casi tan rápido como lo había capturado.

En Irak, las fuerzas de seguridad respaldadas por Estados Unidos y otras milicias chiítas respaldadas por Irán, derrocaron al grupo, volvieron a tomar a Mosul a mediados de 2017 y declararon oficialmente que el grupo había sido derrotado en el país a fines de año.

Las fuerzas lideradas por los kurdos y respaldadas por los Estados Unidos recuperaron el territorio en Siria, incluida Raqqa en octubre de 2017. A lo largo de la frontera oriental de Siria, las fuerzas respaldadas por el gobierno de Assad y Rusia también recuperaron el territorio. Pero muchas de las ciudades que una vez fueron sostenidas por el Estado Islámico fueron destruidas. En Raqqa, dos tercios de la ciudad fueron destruidos en la lucha de la coalición contra el grupo. En Mosul, las mezquitas y los mercados centenarios se redujeron a escombros.

Pero incluso mientras el territorio ha sido arrebatado al Estado Islámico, el grupo ha seguido difundiendo su ideología en línea y ha alentado a los partidarios a realizar ataques en todo el mundo. Si bien el estado que una vez declaró que ha desaparecido en gran parte, sigue siendo una amenaza importante, dicen los expertos.

Por: Redacción

Tips al momento

El negocio de los uniformes... sí es negocio

Como se recordará, en días pasados el gobernador Javier Corral convocó a una reunión de gabinete, el la cuál estuvo incluso su representante en la Ciudad de México el dr. Agustín Basave, quien por cierto echó buenos bostezos en esa junta, donde la mayoría de los asistentes fueron captados jugando con su celular, chateando en el whatsapp mientras su jefe, el titular del ejecutivo daba instrucciones. 

También se recordará así mismo que uno de los puntos que se dio a conocer de manera pública fue que se había decidido que del presupuesto destinado a la manufactura de uniformes, el 30% fuera para empresas locales.

El dato no habría sido ni medianamente trascendente de no ser porque el propietario de una firma de uniformes con sede en Aguascalientes, vino a Chihuahua y por órdenes superiores ¿de quién? saque usted sus conclusiones, fue atendido por tres secretarios del gabinete, a quienes propuso encontrar a 40 artesanos locales que realizan hechura de uniformes... cosa curiosa porque en Chihuahua las empresas de este rubro están muy localizadas y no llegan ni a diez, a pesar de aquellas que son micro empresas.

El dato es sobresaliente porque el presupuesto para hacer uniformes es de 160 millones de pesos, lo que llamó la atención del sector empresarial de Chihuahua porque sonó muy extraño que se le diera una atención de esa manera a un tipo que, proviniendo de Aguascalientes, se llevaría al bolsillo más del 70% del presupuesto para uniformes, cuando de manera local y con la participación de empresas muy preparadas en el ramo, con gente que elaboran uniformes con gran calidad en ese tipo de proveeduría...

Así que un contrato millonario, que se gesta bajo esas circunstancias con la anfitrionía de tres secretarios de Estado a un empresario hidrocálido, llama bastante la atención y por supuesto a la suspicacia.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios