Mike Pence intentará negociar un alto al fuego en Siria

El vicepresidente Mike Pence viajará a Turquía para negociar con el Gobierno turco un alto el fuego que ponga fin a las operaciones militares de ese país contra los kurdos en el norte de Siria, anunció hoy un funcionario estadunidense.

En las próximas horas, Pence llegará a la capital turca para dialogar con el gobierno de Recep Tayyip Erdogan, informan medios locales.

No se detalló si Pence llegará a reunirse con el presidente turco, sólo que el objetivo del viaje es negociar un alto el fuego y mostrar al Gobierno turco las molestias de Washington por su ofensiva en el norte sirio.

De acuerdo con reportes de medios de prensa internacional, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conversó el lunes por teléfono con Erdogan y con el comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mazlum Abdi, cuya organización es la principal alianza armada para transmitirles su objetivo de poner un alto el fuego.

"Por alto el fuego, quiero decir que las fuerzas militares sobre el terreno deben dejar de moverse, las fuerzas turcas y las Fuerzas de Siria Democrática", enfatizó el funcionario, quien pidió el anonimato.

"Ya veremos qué pasa con los turcos y si quieren un alto el fuego, están todavía dirigiendo las sanciones y, como saben, tenemos reuniones en Ankara en un futuro muy cercano", afirmó.

La víspera, el gobierno estadounidense sancionó a tres ministros turcos y anunció que subirá los aranceles al acero de Turquía hasta el 50 por ciento, al mismo tiempo que cerró la puerta a un acuerdo comercial entre ambos países.

En las últimas horas, la situación sobre el terreno ha cambiado, las fuerzas leales al Gobierno sirio de Bashar al Assad, respaldadas por Rusia, han ocupado gran parte del terreno en el norte de Siria, mientras que la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos se ha ido retirando, resultado de un acuerdo entre Washington y Moscú.

El Informador

Por: Redacción2

Tips al momento

T-Mec y la incompetencia de AMLO

La sorpresiva noticia con que nos despertamos este fin de semana en el sentido de que Estados Unidos quiso hacer un madruguete a México con el tratado de libre comercio era mejor conocido como "T-mex", imponiendo reglas en el sentido de la supervisión laboral por factores de producción en México advierte no solamente el afán autoritario impositivo de siempre de los norteamericanos sino también la inocencia,  la irresponsabilidad y la incompetencia de nuestras autoridades para negociar un acuerdo de esa naturaleza que establece las reglas para el tratado comercial con el cual entre los 3 países del continente norteamericano se da este tipo de transacciones para beneficio de la productividad y del fortalecimiento de las economías de estos países.

Esta situación que empaña lo que apenas unos días antes se había dado en el propio Palacio Nacional con la firma del tratado atestiguado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, advierte en la figura de su secretario Jesús Seade una situación gravemente compleja pues antes que nada esa falta de atención y de supervisión y de calidad de la administración de la 4T no solamente no acaba de aterrizar, sino que no está en la prioridad ni la visión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y así se da en todos los órdenes.

No es nuevo, para que no nos agarren como sorprendidos a los mexicanos, que los empresarios como los de Chihuahua a la cabeza por ser parte de una gran extensión de frontera con EU, habían advertido apenas semanas antes que Estados Unidos quería imponer esta cláusula.

Finalmente se da la firma y resulta que días después cuando se suponía que el T-Mec era un caso consumado, es el subsecretario Jesús Seade quien convoca a una rueda de prensa advirtiendo a los mexicanos que el gobierno norteamericano quiere imponer reglas laborales de supervisión a las empresas mexicanas con lo cual estas se convertirían -como ya lo hacemos en la política migratoria- en empleados del tratado de comercial en este caso y concretamente para los Estados Unidos.

Una situación histórica que no se había visto en muchísimos años y que pone de nueva cuenta de rodillas a una visión incompetente, mediocre e irresponsable sin supervisión como se decía antes de López Obrador, porque  ¿a quién no se le ocurre revisar con lupa las reglas y la famosa letra chiquita de un tratado del cual dependerá la economía de México para los siguientes años?... solamente a un gobierno que tiene mucha prisa y que en la prisa se fue totalmente sin el cuidado y que resulta inaceptable en sus acciones como es el gobierno de Amlo por mucho y que sus defensores ataquen con un simplismo de calificar una línea de conservador que en la visión del presidente es igual a ser corrupto y traidor a la patria. Así que esta situación del T-mec pone a la economía de México en la situación muy grave y habrá que ver los mercados cómo reaccionarán, cuál será su comportamiento a partir de este lunes.

Cabe destacar por otra parte algo que es muy importante señalar y que es  la urgencia que tiene el gobierno de López Obrador de gobernar, pero con una cada vez más baja calidad en todas las áreas, con un gabinete pésimo donde ahora también cabe hacer la pregunta sobre el protagonismo es exacerbado de Marcelo Ebrard , quién ahora en que se da la sorpresiva e impositiva acción de lo norteamericano, lo cual también es una gran trampa porque manda a Jesús Seade a poner este rostro dentro de la chamaqueada que le dieron al gobierno mexicano y no sale Marcelo Ebrard o el propio López Obrador, porque evaden su responsabilidad  e incompetencia y no quieren llevarse la parte negativa de esa comunicación a los mexicanos y mandan al famoso "llanero solitario" como le conocen a Seade, a dar torpemente la cara de lo que Estados Unidos está imponiendo, una situación muy delicada para México y ahora el tambaleante tratado comercial con Estados Unidos y Canadá.


Aumentan delitos afima el SNSP

De acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del sistema nacional de seguridad pública durante enero-octubre, lo delitos que presentan incrementos en comparación con el mismo periodo de 2013, cuando Peña Nieto fue presidente de México, son los homicidios dolosos, el robo a los negocios, amenazas, violación, fraude y extorsión. 

 Los secuestros incrementaron más durante el periodo de presidente constitucional que en el periodo de presidente electo, durante el mes de octubre el número de secuestros fue de 105, cifra superior a los 90 secuestros del mes de octubre de 2018.

Ver todos los tips

Notas recientes

Facebook
Comentarios