Patético

Diacrítico Chihuahua
Jorge Camacho Peñaloza

Andrés Manuel López Obrador tiene serios problemas con su desprecio a los ciudadanos. Encantado de conocerse, no le importa dedicar cuatro sesiones desde su púlpito tempranero a la rifa del avión presidencial, mientras el Estado mexicano reprime en la frontera sur a los migrantes centroamericanos. La mañanera del lunes fue patética al exhibir a un presidente que se reía de sus propias “bromas” ante los reporteros reunidos y los ciudadanos interesados. Una puesta en escena bufonesca y triste, en que el Presidente se presentó como un sujeto extraviado en el laberinto de la enajenación, jugando a ser “buena onda”, el “amigo de todos”, el “abuelito que cuenta batallitas”, pero que no asume ninguna responsabilidad porque tiene otros datos o porque no se le pega la gana. Unos sonreían, otros se carcajeaban, otros más asentían embelesados ante el vodevil rufianesco. Sí, qué risa, qué divertido, qué tipo tan simpático. Entre carcajada y carcajada, denunciaba a los antiguos presidentes por administrar un narco-estado. Nadie dice nada, muchos se apuntan, ebrios de sí mismos, al extemporáneo carnaval relegando sus obligaciones profesionales. Ovidio Guzmán fue liberado por el gobierno de Peña Nieto y Calderón; los muertos diarios son responsabilidad de Fox, Peña Nieto y Calderón; el desprestigio de la marina, las fuerzas armadas y la guardia nacional, consecuencia de la gestión de Calderón y de Peña Nieto. Un Presidente responsable, debemos convenir; un jefe de Estado competente y comprometido. Y algunos reporteros se ríen todavía más de las gracias que son estupideces, de las calumnias y difamaciones que son delito, de las ocurrencias que son insultos a la ciudadanía. Cada mañana es una fiesta y una danza macabra de la sinrazón, del absurdo, de la insensatez. Una afrenta a la democracia, a la libertad, al estado de derecho, al respeto debido.

            Y mientras, entre risas, entre muecas grotescas que simulan arrobamiento, en la frontera sur se carga contra migrantes por el hecho de ejercer el legítimo derecho de procurarse una vida mejor. Pero todo el mundo se carcajea en las mañaneras, no importa que se golpee, que se violen derechos humanos, que se acose a cualquiera que no sea mexicano. El amigo del pueblo se vuelve contra el pueblo de otro lado a petición del amigo gringo, que es amigo verdadero. Una cosa es el pueblo y, otra, los amigos. Y uno hace por los amigos, no por el pueblo, lo que los amigos le piden. No importa si se abdica de la soberanía nacional, si se inflige más daño a quien ya lo sufre y huye por eso de su hogar. Lo único relevante es compartir las risas, las bufonadas, los insultos. Rifar aviones, minimizar la violencia desbordada, acallar la represión programática, ocultar la manipulación de las instituciones. Y vivir ¡felices!, ¡felices!, ¡felices! Al fin, a cualquiera le puede tocar un avión en la próxima rifa. La 4T va a todo trapo, entre golpecitos en la espalada y alientos de ánimo. “Abrazos y no balazos”. Es curioso, al crimen organizado se le da un trato que se niega a los migrantes, a la marcha por la paz, a quienes exigen un país más seguro. Pero a quién le importa. Lo único serio es la algazara matutina, el espectáculo vergonzante, la iniquidad elevada a mesianismo.   

Jorge Camacho Peñaloza

Tips al momento

Ineficiente atención de la Subsecretaría de Minería

La Subsecretaría de Minería ha mostrado falta de sensibilidad y compromiso en la atención al público durante esta pandemia.

El personal de guardia es inconstante en los horarios y días y ha provocado que personas que vienen de otros estados como Sonora a atender algún asunto en particular no logren su propósito porque simplemente no hay nadie en las instalaciones.

También hay los casos, de que los interesados regresan varias veces al día para ver si finalmente encuentra a algún funcionario que le dé alguna respuesta. 

Así la atención de la 4T en tiempos de pandemia.


Corral sobre Marko Cortés apuntala para candidato del PAN a presidente de México

Javier Corral es el favorito entre la población general para ser candidato a la Presidencia de México por Acción Nacional, mientras que la segunda posición la encabeza Marko Cortes para los simpatizantes de dicho Partido.

En aprobación de la administración de Javier Corral es de 43.4%.

El posicionamiento político de Javier Corral es de 27.3%, el más alto de los de Acción Nacional. Marko Cortés llega al 23%.

Javier Corral encabeza las preferencias de la población en general y de la militancia para la candidatura  sobre Mauricio Vila, Marko Cortés Mendoza, Juan Carlos Romero Hicks, Diego Sinhué Rodríguez, Francisco Domínguez y Francisco García Cabeza de Vaca

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios