Enfermos de otros males no van a hospitales por miedo a contagiarse de coronavirus

Debido a la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus, enfermos de otras enfermedades han preferido quedarse en sus casas o atenderse en clínicas y consultorios particulares, con tal de evitar hospitales COVID para no contagiarse del virus mortal que hasta el último conteo oficial, ha dejado 27,121 defunciones en México.

Tras la advertencia del nuevo coronavirus, las autoridades comenzaron a trabajar en la reconversión hospitalaria, con la finalidad de que hubiera espacio suficiente para las personas que contrajeran la enfermedad, de tal modo, algunos nosocomios se convirtieron en hospitales COVID-19 y otros quedaron con atención mixta.

Médicos consultados por Animal Político, señalaron que en los hospitales mixtos han notado una minoría de pacientes, en las camas que atienden a otros padecimientos, respecto a los que había antes de la pandemia.

Tales son los casos que atendió José Alberto Beverido, doctor de la Clínica del ISSSTE de Córdoba, Veracruz, quien señaló que obtuvo una negativa total, causada por el miedo al SARS-CoV-2, al tratar de internar por unas horas a una mujer que presentaba mareos y vértigo.

Aseguró que ella expresó que acudido a la clínica solo para que le recetaran algunas pastillas que le quitaran los malestares, no para ser ingresada. Tras esto, le explicaron que era una clínica, no un hospital, por lo que solo pensaban internarla por unas horas para tenerla en observación y ver su evolución a los medicamentos.

“La señora pegó un brinco y dijo que no, que no le pusiéramos nada, que ella solo había ido por una pastillita y que se iba de allí en ese momento, porque tenía miedo de contagiarse de coronavirus”.

Sin embargo, esta no es una situación única de la clínica de Córdoba, en la Ciudad de México, el hospital mixto, Rubén Leñero de la Secretaría de Salud, un residente que prefirió guardar su anonimato por temor a represalias, señaló que ha notado el descenso de pacientes, ya que anteriormente recibían una urgencia de apendicitis por guardia.

“Ahora llega un caso cada tres o cuatro días. No sabemos si la gente se está aguantando y de pronto van a llegar, o cómo están en sus casas, quizá un poco más tranquilos, no han detonado las urgencias”, dijo.

Detalló que anteriormente atendían de entre 60 a 150 pacientes, pero actualmente no cuentan ni con la tercera parte, pues tienen varias camas vacías en la zona que no es COVID.

Caso similar es el Hospital General de Zona # 47 del IMSS, en Iztapalapa, que también atiende a contagiados de SARS-CoV-2 y otros padecimientos. Una de las enfermeras del lugar señaló que desde que terminó la Jornada Nacional de Sana Distancia, notó que aumentaron los pacientes.

“Con lo de la nueva normalidad algunos entendieron que ya pueden salir y empezaron a ir a los hospitales, están llegando con padecimientos ya medio complicados por el tiempo que esperaron. Creemos que este flujo se va a incrementar y si el de pacientes COVID no baja, a ver cómo se pone la situación”, detalló.

Otro médico apuntó a que existe la posibilidad de que los enfermos estén asistiendo a clínicas, consultorios privados y farmacias similares, evitando acudir a los hospitales para evitar contagiarse. Sin embargo, esta situación podría tener un resultado negativo ya que podrían llegar a los nosocomios en un estado grave e incluso sobremedicados.

Una residente refirió que, este acontecimiento podría deberse a que, anteriormente, en el triage mandaban a hospitalizar a pacientes que solo requerían atención ambulatoria.

Detalló que se tomaba esta decisión para evitar algún tipo de demanda. Ejemplificó con pacientes con lumbalgia o colon irritable, quienes podrían ser medicados y enviados a casa eran internados. Explicó que en este contexto el triage ha sido más exigente, a fin de tener mayor capacidad hospitalaria, motivo que podría explicar el descenso de pacientes internados.

No obstante, también quienes presentan malestares señalan que prefieren recurrir a una alternativa antes que presentarse en un hospital. Como lo es la chef Alejandra Nieto de 65 años de edad, quien confesó que el miedo de contagiarse la hizo alejarse de la Clínica del ISSSTE a la que iba una vez por mes para que le hicieran un chequeo y recibir su medicina.

“Tengo ya tres meses sin ir a la clínica. Y no voy porque, la verdad, sí tengo mucho miedo del coronavirus. No quiero contagiarme, y bueno, aunque quisiera ir, mis tres hijas no me dejan salir ni de la puerta de la casa. Dicen que, como soy hipertensa, tengo mucho riesgo de enfermarme muy grave si me contagio de COVID”, aseguró.

Pese a ello, todos los hospitales, incluidos los que solo atienden a enfermos de coronavirus, reciben a pacientes de urgencias para darles la atención necesaria, antes de ser redirigidos a otro lugar.

 

Con infromación de Infobae 

Por: Editor3

Tips al momento

Abre delegado frente vs senador "de izquierda repentina'

Con la captura de César Duarte, se van abriendo frentes en contra del senador morenista Cruz Pérez Cuéllar, incluyendo en su propio partido.

Dicen que los saben del tema, que la publicación del súper delegado Juan Carlos Loera que borró minutos después de subirla a sus cuentas personales viene con dedicatoria para su amigo senador de "izquierda repentina", acusándolo de duartista y parte de la red de corrupción de la pasada administración estatal.

Tal parece que en estos días, el súper delegado tiene para todos pues hace un par de días defendió la detención del ballezano como producto de la denuncia que en 2014 presentó el abogado y activista Jaime García Chávez, de la que aseguró, llegaron algunos conservadores para aprovecharse de ella con motivo de las elecciones del 2016.


René Frías podría returnar el PIN Parental

Ya nada más falta que el diputado René Frías Bencomo desista de dictaminar la propuesta de Reforma a la Ley de Educación para aplicar el PIN Parental.

La salida que se anticipa es que Frías Bencomo diga que como presidente tiene facultades para returnar a otra comisión la iniciativa y quitarse de broncas políticas.

Ya son dos semanas en las que el Congreso del Estado se ha visto citiado por organizaciones pro familia para exigir al legislador dictamine a favor la reforma.

El problema es que le han solicitado que se vote en contra a través de Sipinna, grupos de izquierda y organizaciones como la comunidad LGBT, que acudirán a decirle a Olga Sánchez Cordero qué está pasando en Chihuahua.


Desde el 2004 no se tiene nueva declaratoria hacendaria

Con miras a una reforma hacendaria no hay que perder de vista la  Declaración de Mazatlán que suscribieron los entonces gobernadores de Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, México, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Para un Auténtico Federalismo se requiere de la descentralización de la función pública y fortalecer a las entidades federativas y a los municipios. La Primera Convención Nacional Hacendaria, se celebró del 5 de febrero al 31 de julio de 2004 con distintas mesas que se integraron para la discusión y análisis.

La SHCP debe contar con representante del Gobierno Federal ante las autoridades de las haciendas locales en los 8 grupos : Grupo Uno: Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa. Grupo Dos: Chihuahua. Coahuila, Durango y Zacatecas. Grupo Tres: Hidalgo, Nuevo León, Tamaulipas y Tlaxcala. Grupo Cuatro: Aguascalientes, Colima, Jalisco y Nayarit. Grupo Cinco: Guanajuato, Michoacán, Querétaro y San Luis Potosí. Grupo Seis: Ciudad de México, Guerrero, México y Morelos. Grupo Siete: Chiapas, Oaxaca, Puebla y Veracruz. Grupo Ocho: Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios