Los 4 ases de lópez

Soliloquio/José Luis Muñoz

            ¿Qué es lo que pretende lópez, a dónde quiere llevar a México?

            Algunos lectores me han enviado esta pregunta en las últimas semanas.

            Hay quienes opinan que quiere llevarnos a la venezolanización de México; otros, que al "comunismo", que no existe en ningún lugar del mundo; otros, que quiere dejar de sucesora a su mujer... En fin, cada quien hace su especulación muy personal.

            Asombra a muchos la serie de decisiones que parecieran absurdas, entreguistas, alrevesadas, ilógicas, estúpidas...Y un laaaargo rosario de calificativos que se desprenden de lo que se antoja inexplicable.

            Nada de eso.

            Prácticamente todas las decisiones obedecen a una línea firme, definida y sostenida que se encaminan a un propósito claro y superior.

            Destaca en lo que pareciera aturdidor la política de componenda y afinidad con los poderosos grupos de la delincuencia organizada, que cada día adquieren más poder y dominan más territorio con la alegre complacencia de lópez.

            Despierta una enorme cantidad de especulaciones y sospechas que entregue lópez jugosos negocios al Ejército y a la Marina.

            Asombra que tenga un padrón de 30 millones de beneficiarios, (mascotas, como les llama grosera y despectivamente) en sus "programas sociales" y que pretenda sumar el doble para el próximo año, aunque no hay dinero.

            Y a muchos mexicanos indigna y humilla el trato lambiscón, pusilánime y empinado que le encanta prodigarle a trom.

            Pero reúna usted las cuatro cartas en una sola mano y verá que son un póker de ases.

            Efectivamente, a lo que lópez aspira es a encabezar un gobierno soportado por la delincuencia organizada, por el Ejército, por los pobres, y con el apoyo de trom.

            ¡Casi nada, pues!

            A partir de conocer este dato, usted encontrará la lógica en lo hecho y en lo que viene.

            Es mejor saberlo desde ahora para no andarle buscando cuatro chanclas al ganso.

            Por eso a lópez no le importa que en Morena se hagan garras.

            Por eso le vale a lópez que la economía del país esté desastrada, que la pandemia encuentre en México un clima de solaz y esparcimiento, que intelectuales y académicos, campesinos, jóvenes y mujeres lo detesten, y que los gobernadores hagan las bilis que quieran.

            Él tiene otras miras.

            Tiene su plan muy claro y no necesita gritarlo a los cuatro vientos.

            Al contrario, la magia consiste en esconderlo a la vista de todos.

            Y avanza sin voltear para atrás ni fijarse a los costados.

            El modelo es original, no tiene precedente en el mundo.

            Quizá incluso sea idea original propia.

            No encaja, por supuesto, en las anticuadas geometrías de derechas y de izquierdas, sino todo lo contrario.

            De ninguna manera tiene algún asidero en el marco constitucional, pero tampoco le importa a lópez, porque tiene y espera seguir teniendo un Congreso lo suficientemente abyecto para hacer y deshacer.

            Y si algún día no lo tiene, lo disuelve y listo.

            Pero que el proyecto esté sólidamente definido y firmemente emprendido no significa que no presente desafíos de orden fabuloso, fenomenal.

            Uno de los más peliagudos es el reparto del territorio nacional entre los cárteles.

            Coyunturalmente un primer paso es abatir a “El Marro” y su Cártel de Santa Rosa, y alentar la expansión del CJNG, favorito para que domine todo el territorio central.

            El objetivo vale la pena, incluso la pena de visitar al Gobernador de Guanajuato como lo hizo lópez el pasado día 15, aunque lo odie por ser "adversario".

            Fue una visita táctica.

            El Cártel de Sinaloa, específicamente el ala encabezada por la descendencia de “El Chapo”, está predestinado a controlar el norte del país. Pero, aún siendo favorito, se está quedando corto.

            Otro enorme desafío es ensamblar el papel del Ejército como entidad reguladora de la operación delictiva de los cárteles, que será la principal "industria" del régimen.

            Ese papel lo desempeñaba la Dirección Federal de Seguridad bajo el mando del entonces secretario de Gobernación, Manuel Bartlett.

            La intención es replicar el modelo, obviamente actualizado.

            Los cárteles desempeñarían también una labor de recaudadores de impuestos de la economía informal, paralela al SAT.

            Y agárrese, porque hay una ambición superlativa: 

            Que los cárteles desarrollen agresivamente brazos de operación legal, con negocios legales y líderes que den la cara, para que sustituyan a la actual clase empresarial.

            Por supuesto, la tarea no es de corto ni mediano plazos.

            Siempre será necesario que la multitud de mexicanos pobres reciban dádivas para garantizar su apoyo electoral.

            Entre más, mejor.      

            El reto es fenomenal, inmenso; pero es mayor la enfermedad egocentrista de lópez.

            Está decidido, tope en lo que tope.

            He ahí el enorme peligro al que está siendo sometido ya el país, mientras la mayoría es desconcertada y engañada sistemática y pacientemente día con día.

            Fíjese bien y verá que todo va marchando.

Tips al momento

Abandonan a Quintana para irse con Cruz y socavar a Loera

En Morena no se quieren, al menos para ellos en este momento no es la unidad sino comenzar a decidir sobre su futuro político particular e ir aplastando a competidores por la gubernatura.

El diputado Federal de Morena, Sebastián Aguilera, pagó una encuesta para ver cómo andan las preferencias de candidato a gobernador y ganó Cruz Pérez Cuéllar.

En un comunicado aclaran de manera innecesaria “el favorito es el senador Cruz Pérez Cuéllar, seguido por muy lejos por el delegado Juan Carlos Loera de la Rosa”.

Esto implicaría que personajes como Marcelino Gómez Brenes, Sebastian Aguilera Brenes, Omar Holguín y Karen Mora  abandonarían a Víctor Quintana por Cruz Pérez Cuéllar, con el fin de socavar cualquier aspiración a Juan Carlos Loera.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios