Gobierno y prensa

Diacrítico Chihuahua | Jorge Camacho Peñaloza

@Camacho_Jorge

 

El Gobierno del Estado de Chihuahua canceló la publicación Cambio 16, después de un gasto injustificado de muchos millones de pesos a cargo del erario. El fracaso mucho se debe a las ocurrencias de Antonio Pinedo, primer jefe de prensa del Gobierno de Javier Corral, que pensó que el dinero y el poder políticos eran suficientes para promover medios de comunicación a su servicio, relegando el quehacer de los medios de siempre.

En la estrategia, el avisado Pinedo parecía matar dos pájaros de un tiro: implementar un aparato de propaganda servil con el Gobierno y rebajar la importancia y la incidencia de los cauces de información tradicionales. La estratagema se levantó sobre el desprecio a los ciudadanos, al considerar que bastaba con que el Gobierno del Estado respaldara la publicación para que el chihuahuense creyera a pies juntillas lo que allí se decía.

Desprecio al ciudadano, pero también a la democracia cuya expresión es plural y diversa.

Pinedo subestimó a los ciudadanos, pero también a los medios tradicionales. La ocurrencia delata a un individuo que ignora completamente las relaciones entre información y sociedad, entre medios y ciudadanía, pero sobre todo a alguien que desconoce una realidad que se impone a diario: cualquier información que procede de la autoridad política genera en automático desconfianza y sospecha.

Con esta premisa todo indicaba que Cambio 16 se encaminaba al fracaso. Desde luego, no era cuestión de medios ni de recursos económicos, es cuestión de algo que no tiene precio y que no se adquiere en ninguna parte, sino que se gana cada día: confianza.

Por eso, la ocurrencia de Pinedo fue la frivolidad de alguien que pensaba que podía manipular a los chihuahuenses. A la irresponsabilidad derivada de la incompetencia, que no exime a Pinedo de nada, hay que sumar el dinero malgastado y perdido. Unos recursos que no son del Gobernador ni de Antonio Pinedo, sino de los ciudadanos de Chihuahua.

Esta inconsciencia o excesiva consciencia delata a un Gabinete superficial y caprichoso, y también a un Gobernador que no se rodea de las personas idóneas. Está muy bien que Pinedo sea amigo de Corral, pueden jugar al golf o ir al boliche. No está tan bien que desconociendo el mundo de los medios se haya metido en esta aventura a costa del dinero de los impuestos de los ciudadanos.

            A esta irresponsabilidad hay que sumar aquella otra que se deriva de haber ignorado a la prensa de Chihuahua. La prensa por definición deber ser independiente. No existe prensa que no lo sea aunque informe. La turbia y torpe estrategia ideada entre el Gobernador y Pinedo buscaba prescindir de los medios de información con objeto de crear su propia realidad mediante una plataformas creadas ad hoc.

Dicho de otra manera, censuraba de manera implícita la libertad de expresión mediante toda una operación de propaganda destinada a usurpar el espacio de los medios independientes.

Además del dispendio económico, la actitud exhibe una actitud cercana al autoritarismo en el uso de la información. Hay cierto consenso respecto de la indiferencia de Javier Corral hacia los medios locales, a los que ignora cada vez que puede para seguir viviendo en su mundo virtual, alejado de los problemas y conflictos de los ciudadanos.

            Tras la cancelación de Cambio 16, quizás ha llegado el momento de normalizar las relaciones entre el Gobierno y la prensa, situando el derecho del ciudadano a informarse en el centro de la relación.

Jorge Camacho Peñaloza

@Camacho_Jorge

                 

Tips al momento

"Downgrade" a estatutos del PAN

Donde ya pusieron el dedo en la llaga fue en el Partido Acción Nacional y finalmente cayeron en la cuenta de que tendría que ser necesaria la modificación de sus estatutos para evitar que sus dirigencias, locales, estatales y la nacional brinquen a una candidatura durante su cargo, por supuesto ello tiene que ver directamente con los cambios -por no llamarlos manipulación- que hizo Ricardo Anaya Cortés a las reglas internas del albiazul y para poder contender como presidenciable en 2018.

Esta reconfiguración del tipo "downgrade" correrá a cargo de Héctor Larios, recién nombrado presidente de la Comisión para la Reforma de Estatutos y quien ya adelantó que se aprobarían las "nuevas" modificaciones en febrero próximo, lo cuál en Chihuahua repercutirá en la cancelación de cualquier aspiración de la actual dirigente estatal Rocío Reza Gallegos.

La ingeniero tampoco puede darse ya el lujo de renunciar al encargo para contender, pues ya sería el colmo, porque hay que recordarlo, era la titular de la Dirección de Desarrollo Municipal estatal, cargo que dejó para contender a una senaduría, la cuál perdió y como premio de consolación le fue dada la presidencia estatal del PAN, ya que la votación de ese proceso para algunos aún está en tela de juicio...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios