Con la reforma eléctrica de AMLO habrá apagones, desabasto y aumentos en tarifas: Coparmex

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que, de aprobarse la reforma energética del presidente, Andrés Manuel López Obrador, el país enfrentaría apagones, desabasto, así como un incremento en las tarifas.

“Esta iniciativa cierra la puerta a la competencia y es un hecho que de aprobarse, en el corto plazo, generará desabasto, apagones y tarifas cada vez más caras para las familias mexicanas”, destacó.

A través de un comunicado, la Confederación Patronal destacó la coincidencia en fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en beneficio del pueblo, sin embargo, consideró que la mejor forma de consolidar al sector energético en México es “a través de la creciente colaboración entre los diferentes actores, sean públicos o privados, mediante una participación integral y no excluyente”.

Destacó que la inversión que el sector privado aporta al sector energético es y será determinante para abastecer de energía a los hogares mexicanos y a los negocios que activan la economía de este país, y que a su vez incentiva el desarrollo social.

“La aprobación de la Reforma Constitucional desincentivará las inversiones de privados que realizaron sus modelos de negocios bajo el amparo de la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE) y la Ley de la Industria Eléctrica (LIE)”, señaló.

La Coparmex apuntó que para que las familias paguen menos por la gasolina, gas y la electricidad, es necesario que haya más competidores y mayor oferta. Sin embargo, enfatizó que esta iniciativa cierra la puerta a la competencia.

Por otra parte, consideró que la desaparición de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y la reincorporación del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) a la Comisión Federal de Electricidad, tendrá como resultado la eliminación de la competencia en el mercado energético del país.

“Aumentará las ineficiencias en el mercado eléctrico, ya que la CRE tiene la función crítica de establecer reglas claras y promover la certeza legal y regulatoria en el mercado energético como un ente autónomo desligado de los ciclos políticos”, señaló.

La Coparmex acusó también que la cancelación de los Certificados de Energías Limpias (CEL) se contrapone a los compromisos adquiridos por México a través del Acuerdo de París, además de que modificaría los retornos de las inversiones realizadas por el sector privado, tanto las empresas ya instaladas, como las que se encuentran en desarrollo.

“La cancelación de los permisos y los contratos existentes vulnerará el Estado de Derecho, impactará en la competitividad y perjudicará las inversiones realizadas en apego a los ordenamientos legales vigentes. México requiere de marcos legales y regulatorios que provean certidumbre a las inversiones, así como reglas claras y justas para todos los participantes en los diferentes mercados”, resaltó.

“En Coparmex estamos convencidos que la libre competencia promueve también la competitividad, y que ésta deriva en más y mejores opciones de productos y servicios que se ajustan a las diversas necesidades de los habitantes del país”, apuntó.

La noche del jueves 30 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma para modificar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

De acuerdo con el mandatario, quien dio a conocer su iniciativa el viernes 1 de octubre durante su conferencia mañanera, contempla dejar en manos de la CFE el 54% del mercado energético, así como la estatización del Litio.

“No significa nacionalizar ni estatizar, sino darle su importancia a la CFE… 54% del mercado y el 46% para las empresas particulares. Que haya una verdadera competencia que no había porque apostaban a marginar, a destruir a la CFE”, aseguró.

Con información de Infobae

Por: Redacción2

Tips al momento

Sin crecimiento a tasa anual las exportaciones en octubre; las importaciones incrementan 25.1% anual

En octubre, con cifras originales, las exportaciones registraron un monto de 41 mil 957.1 millones de dólares (mdd), permaneciendo sin variación respecto al mismo mes de 2020 (41,950.9 mdd).

A su interior, las exportaciones petroleras registraron un repunte de 105.9% anual; mientras que las no petroleras disminuyeron 3.5% anual, vinculado este resultado a la disminución de 2.6% a tasa anual de las dirigidas a Estados Unidos y de 7.7% en las canalizadas al resto del mundo.

Dentro de las exportaciones no petroleras, las extractivas avanzaron 6.0%, las agropecuarias tuvieron un incremento de 4.7% y las manufactureras descendieron 4.0%.

El comportamiento de estas últimas se explica, a pesar del aumento de 6.2%  en las ventas externas no automotrices, por la caída de 21.8% de las exportaciones automotrices, ante la persistencia a comienzos del cuarto trimestre del año de las interrupciones en las cadenas de suministro globales y escasez de componentes, constatado por un desplome de 34.8% y de 19.2%, respectivamente, de los envíos automotrices al resto del mundo y hacia los Estados Unidos.

Las importaciones de mercancías registraron un monto de 44 mil 658.1 mdd, lo que implicó un crecimiento de 25.1% anual. Lo anterior derivado del avance de las importaciones petroleras por 72.8%, frente al menor monto de las no petroleras, por 21.2%.

Por tipo de bien, las importaciones por bienes de consumo, crecieron 35.0% a tasa anual; el 51.8% de este aumento correspondió a importaciones de bienes de consumo petroleros (gasolina y gas butano y propano) y el 30.6% a bienes de consumo no petroleros; las de bienes intermedios aumentaron 24.0%, registrando al interior, un incremento anual de 83.3% en productos de uso intermedio petroleros, y las de bienes de capital subieron 21.7% a tasa anual.

En conjunto, el ritmo de variación a tasa anual de las importaciones por tipo de bien muestra, desde su máximo de mayo, una tendencia a la desaceleración.

En octubre, la balanza comercial registró un déficit de 2 mil 701.0 mdd, que contrasta con el superávit por 6 mil 265.1 mdd observado en el mismo mes de 2020. Lo anterior, por un incremento del déficit de la balanza de productos no petroleros, que pasó de 145.8 mdd en septiembre a 794.5 mdd en octubre, y de un menor déficit de la balanza de productos petroleros, que pasó de 2 mil 253.6 mdd a un mil 906.5 mdd en el mismo periodo. Así, en los diez meses transcurridos del año se acumula un déficit por 11 mil 969.7 mdd

Facebook
Comentarios