El 2021 será recordado como el año negro del fraude de criptomonedas

Robo de NFT , pump and dump, phishing, esquemas piramidales y fraude. El mundo de las criptomonedas sigue siendo el campo de juego favorito del cibercrimen: 1.000 millones de dólares se esfumaron solo en 2021. Dinero robado con engaños cada vez más sofisticados.

Según un informe de la Comisión Federal de Comercio, las estafas relacionadas con criptomonedas ahora representan más de una cuarta parte de toda la “economía” del fraude. En resumen, por cada $ 20 robados por engaño, se robaron $ 5 de alguien que esperaba enriquecerse con criptomonedas, pero terminó siendo estafado.

Y nada más que boomers: los más vulnerables son los jóvenes. Según el informe, las personas de entre 20 y 49 años tienen más probabilidades de perder dinero en estafas con criptomonedas. Las personas mayores tienden a ser más escépticas y cautelosas.

Aparte de los boomers, el fraude con criptomonedas representa más de un tercio de las estafas contra la población de entre 30 y 39 años.

TE PUEDE INTERESAR: Crédito Real no se declarará en quiebra; va por concurso mercantil

Solo entre enero y marzo de 2021, las autoridades de los EE. UU. recibieron más de 46,000 informes de otras tantas personas que perdieron dinero por alguna estafa de criptomonedas. 2021, en otras palabras, fue un año horrible para las estafas criptográficas . Baste decir que entre robos y estafas, los ciberdelincuentes lograron acumular un botín igual a 60 veces el obtenido en 2018.

¿Cereza en el pastel? La FTC no tiene dudas de que esto es simplemente la punta del iceberg. La cifra se refiere exclusivamente a las estafas que han sido denunciadas ante las autoridades, es decir una ínfima fracción del total de delitos cometidos.

Los esquemas utilizados por los delincuentes son cada vez más sofisticados. La mayor parte del dinero se robó a través de servicios de inversión falsos. Funciona así: se llega a la víctima en las redes sociales, muchas veces gracias a anuncios que logran pasar los controles de plataformas como Facebook y Google.

Al usuario se le prometen inmensas ganancias, todo lo que tiene que hacer es confiar en ‘herramientas automatizadas’. Obviamente esto es una estafa, pero cualquier cosa menos trivial. Los delincuentes ya no se conforman con las migajas y han inventado un método para ganarse la confianza de la víctima y empujarla a depositar cada vez más dinero.

El usuario realiza su primer depósito, que tiende -por prudencia y escepticismo- a menudo a ser de pequeña cuantía. Unos cientos de euros. Pero aquí vienen las devoluciones y esos 200 euros se han convertido en 300.

El usuario puede retirar sus ganancias y, sorpresa de las sorpresas, el dinero llega efectivamente a su cuenta. La víctima entonces toma coraje y decide depositar una suma aún mayor. Esta vez cobra miles de euros. Ambos se duplicarán muy pronto. Y recién ahora comienza la pesadilla: el dinero depositado se congela y los delincuentes se dan a la fuga con los bienes sustraídos.

Y luego están las estafas románticas , dice el Washington Post. Este tipo de estafa se mueve en diferentes plataformas sociales, en aplicaciones como Tinder, Grindr y Ok Cupid.

El usuario se une a un impostor, que pretende ser una chica o un chico guapo. Los dos se envían mensajes durante semanas, a veces incluso meses, hasta que la víctima, a menudo una persona solitaria o vulnerable, se enamora perdidamente. Y es aquí donde el estafador, gracias a la confianza obtenida, comienza a proponer esquemas de inversión fraudulentos.

Nadie es inmune: el 4 de abril el diario contó la historia de un ex policía que fue víctima de una estafa extremadamente sofisticado. Se enamoró de una mujer que se presentó como Alice y terminó pagándole más de $ 15,000 con la promesa de inmensas ganancias. Alice en realidad no existe, era un seudónimo usado por un grupo de estafadores. En un año, estafaron a otras 5.000 personas en todo el mundo, robándose más de 66 millones de dólares.

Son precisamente las características intrínsecas de las criptomonedas las que las convierten en “un imán para los delincuentes “. Bitcoin, Zcash, Monero y Ethereum ofrecen tecnología a prueba de censura . La cadena de bloques está descentralizada, no hay distinción entre una transacción y otra. No importa si el dinero se usa para comprar la inofensiva imagen JPEG de un mono aburrido o si termina financiando el desarrollo del programa nuclear de Corea del Norte. En ausencia de un organismo central a cargo de monitorear las actividades de los usuarios, todas las transacciones se procesan indiscriminadamente.

Para que no quede ninguna duda, si es cierto que estas características facilitan la delincuencia, tal y como informa un estudio del FML , también lo es que durante años se han utilizado para sortear los controles de los regímenes autoritarios y escapar de las irresponsables políticas monetarias impulsadas. por gobiernos populistas y corruptos.

La FTC no está lanzando una acusación indiscriminada contra las criptomonedas. La gente obviamente es libre de especular libremente con la esperanza de ver ganancias. Sin embargo, la FTC alienta una actitud de absoluta paranoia. “Incluso cuando alguien cercano, como un amigo muy cercano, le ofrece inversiones, debe tener cuidado”, dice Emma Fletcher , investigadora principal de la FTC. “Existe la posibilidad de que en realidad esté hablando con un estafador y la cuenta de su amigo haya sido pirateada”.

Esto se aplica a tus amigos, pero es aún más cierto cuando se trata de las cuentas de empresas, gurús y emprendedores. En 2020, un hacker muy joven logró piratear Twitter y obtuvo el control total de todas las cuentas. Había utilizado los perfiles de Bill Gates, Elon Musk, Barack Obama y casi todas las celebridades para promocionar un premio de lotería de bitcoin falso.

En el mismo año, otro grupo de estafadores logró tomar el control del canal oficial de YouTube del CEO de Ripple (una cripto), Brad Garlinghouse. El incidente fue objeto de una disputa legal delicada entre Ripple Labs y Google.

Con información de Vanguardia

Por: Redacción2

Tips al momento

Extraña a Lilia Merodio falta de convenio Marco para marcas de sotol

Lilia Merodio dice que al gobierno de Maru Campos le faltó  firmar un convenio Marco con la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) para que Chihuahua pudiera registrar todos sus productos del sotol en Marcas

Es decir que no sólo era el obtener la certificación de la Entidad Mexicana de Acreditación para evaluar los procesos de producción del sotol acorde a la Norma Oficial Mexicana.

Lo que además le  extraña es  que a pesar del trabajo en equipo de sotoleros y de todo el gremio, es que apenas reciban la certificación después de casi 4 meses

Notas recientes

Facebook
Comentarios