Seguridad, inseguridad

Diacrítico Chihuahua
Jorge Camacho Peñaloza

Da la impresión de que con la creación de la Guardia Nacional la inseguridad desaparece de las calles. Algo está sucediendo con la inseguridad puesto que los ciudadanos no la consideran en las evaluaciones de los gobiernos estatales y federales. Sorprende que López Obrador haya subido cuatro puntos en popularidad como se desprende de una reciente encuesta. No sorprende tanto que desde hace unas pocas semanas el gobierno federal por medio de la Fiscalía General haya amagado con someter a proceso a diferentes funcionarios del anterior gobierno y, el día de ayer, se ordenara la reclusión de Rosario Robles. La seguridad ha pasado por arte de magia a un segundo plano; no pasan los muertos diarios, aunque no se les quiera prestar atención. La cifra aumenta cada semana. El humo de la estrategia envuelve el humo de las pistolas que permanecerá cuando aquel se disipe. 

La Guardia Nacional ya se ha desplegado en Chihuahua. La inseguridad persiste. Otras noticias acaparan la información. La inseguridad persiste. Ahora lo importante es Rosario Robles. La inseguridad persiste. La inseguridad persiste a pesar del despliegue de la Guardia Nacional, a pesar de las afirmaciones que subrayan todas las mañanas que ya se está combatiendo, que ya disminuye, que ya se controla. Nada de esto es cierto. Y no es cierto porque si bien la fuerza ha comenzado sus operativos, no hay una estrategia que dirija sus acciones. Falta inteligencia, diseño, planificación. Se desconoce hacia dónde se quiere ir, cómo se quiere, cuándo se quiere llegar. Sobran palabras y faltan directrices. La Guardia Nacional por sí misma no es nada, a no ser que se ordene a un plan debidamente trazado. Pero para eso se necesita inteligencia y estrategia. Mientras no existan el valor operativo se reducirá al azar o a la casualidad, con el consiguiente riesgo de la integridad de sus miembros. Abonará una actuación que en esta administración es ya costumbre: considerar que, con proclamar las cosas, se realizan de inmediato, como si hubiera una contigüidad natural entre palabra y acción, entre deseo y realidad, entre ficción y mundo.

Más que ingenuidad, todo apunta a negligencia o pereza, por no hablar de incompetencia e ineficiencia. A un Gobierno se le puede acusar de ingenuo, pero de ninguna manera puede permitir que se le señale de ineficaz. La ineficacia siempre se reviste de sospecha. En este caso, la manera de borrar la sospecha es mediante directrices eficaces encaminadas a combatir la inseguridad. La falta de estrategia delata el desinterés de las autoridades hacia la seguridad de sus ciudadanos. Cuando un gobierno renuncia a una de sus obligaciones sustanciales, está diciendo que los ciudadanos no le importan nada. Es decir, declara públicamente que debe abandonarlo porque no hay motivo para que siga ejerciéndolo. La seguridad de la sociedad no es optativa. Es obligación del gobierno hacerse cargo de la manera más eficaz posible de la seguridad y eso pasa por una planificación oportuna. La estrategia es igual o más de importante que la Guardia Nacional. Sin Guardia Nacional, no hay estrategia que valga. Sin estrategia, no hay Guardia Nacional que valga.         

Tips al momento

Denuncia IP simulación federal

Como una simulación calificó el presidente del CCE, Francisco Santini Ramos, las reuniones que tuvo el sector empresarial con los diputados federales para expresar los riesgos que observaban en la reforma que tipifica la defraudación fiscal como delincuencia organizada y que finamente fue aprobada ayer sin ninguna modificación.

Incluso, dijo el dirigente empresarial, la semana pasada el CCE asistió al Parlamento Abierto con los diputados que supuestamente escucharían al sector, lo que resultó sólo en la pérdida de tiempo para los empresarios y un evento mediático para los legisladores.

Por cierto, que los dirigentes de los consejos coordinadores del país, exigen más fuerza en sus peticiones al presidente nacional del CCE, Carlos Salazar, que exprese en realidad el sentir de los empresarios que no lo ha hecho desde que asumió su cargo el pasado febrero.


No entiende que no entiende

De gandalla y falaz califican al gobernador electo de Baja California Jaime Bonilla quién tras registrarse como candidato en la convocatoria por 2 años a la gubernatura de Estado, ahora pretende perpetuarse a través de una ley inconstitucional y a modo por 3 años más en dicho cargo.

No obstante y según Bonilla Valdéz, el INE es el gran provocador... al acusar al Instituto Nacional electoral de engañar a los ciudadanos, y es que Jaime Bonilla ha reiterado en más de una ocasión que cuando se registró para la candidatura lo hizo para un período de 5 años sin embargo la convocatoria publicada y dada a conocer en últimas fechas por diversos medios e incluso a través de los mismos consejeros del Instiuto, está más que claro que el período para el cual se inscribieron todos los aspirantes era de 2 años.

La convocatoria emitida para las elecciones ordinarias 2018-2019 refiere que de conformidad con lo señalado en el artículo 15 de la ley electoral del estado de Baja California en relación con los artículos 6o., 7o. y 8o transitorios del decreto 112 del Congreso del Estado publicado en el Periódico Oficial del Estado en fecha 17 de octubre de 2014, los cargos a elegir son los siguientes:

A) Gubernatura del estado de baja California para el período constitucional del primero de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2021.

B) Munícipes de los Ayuntamientos de los cinco municipios en el Estado de Baja California, para el periodo constitucional del primero de octubre de 2019 al treinta de septiembre de 2021.

C) Diputaciones locales por el principio de mayoría relativa, para el periodo constitucional del primer de agosto de 2019 al treinta y uno de julio de 2021.

 

El único gandalla que no entiende que el periodo legal por el cuál fue votado por dos años es Jaime Bonilla Valdéz


Justicia, solo si se la piden a AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este miércoles 16 de octubre tener conocimiento del financiamiento ilícito a la campaña de Enrique Peña nieto de 2012 e incluso refirió tener la denuncia al respecto sobre este tema, el mandatario fue cuestionado directamente si su administración investigaría este hecho lo cual López Obrador rechazó y sostuvo que ello sería cómo "descubrir el agua tibia" y que solo actuará en este caso "si se lo piden" lo cual deja de manifiesto que para la administración lopezobradorista la justicia no se hace de oficio, sino de contentillo.


Coincidencias

Luego dicen que el Nuevo Amanecer y la Cuarta Transformación no se parecen en nada, pero bien que enarbolan la bandera anticorrupción bien en alto. Javier Corral llegó a la gubernatura con la casi única promesa de acabar con el saqueo de recursos, sancionarlo y recuperar lo que corresponde al pueblo chihuahuense y hace unos días, presentó en una noche lluviosa el Fondo para la Reparación del Daño "Justicia para Chihuahua".

López Obrador, por otro lado acaba de obtener la aprobación para la creación del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado y ya algunos panistas como Juan Carlos Romero Hicks dicen que es un absurdo la generación de una nueva dependencia gubernamental, pero con lo aprobado en Chihuahua en idéntico sentido, hay quienes le dicen que más valdría que el legislador blanquiazul se guarde sus comentarios ¿Usted qué opina?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios