Cuidan niños curas señalados de abuso

AP

Estados Unidos (04 octubre 2019).- Casi mil 700 sacerdotes y otros miembros del clero sobre los que pesan señalamientos creíbles de abuso sexual infantil viven con poca o ninguna supervisión de las autoridades eclesiásticas o policiales, de acuerdo con una investigación.

Décadas después de que la primera oleada de estos escándalos azotara diversas diócesis en Estados Unidos, algunos de estos curas, diáconos, monjes y personas laicas trabajan ahora como maestros de matemáticas en secundarias o como consejeros de víctimas de pederastia.

Otros trabajan como cuidadores y voluntarios en organizaciones sin fines de lucro dirigidas a ayudar a menores en riesgo.

Viven cerca de parques infantiles y guarderías. Incluso adoptan y albergan a menores de edad.

En el tiempo desde que salieron de la Iglesia, decenas han cometido delitos, como agresión sexual y posesión de pornografía infantil, según un análisis.

Un reciente intento de las diócesis católicas en Estados Unidos para dar a conocer los nombres de los miembros del clero a quienes consideran que enfrentan acusaciones creíbles puso de relieve el problema desafiante de cómo vigilar y rastrear a los sacerdotes que en una situación casi habitual nunca fueron acusados penalmente y que en muchos casos simplemente fueron expulsados de la Iglesia o la dejaron para vivir ahora como ciudadanos comunes y corrientes.

Cada diócesis determina sus propios criterios para considerar si un sacerdote enfrenta acusaciones creíbles.

Las denuncias van desde conversaciones inapropiadas y abrazos indeseados hasta sodomía o violación.

A la fecha, las diócesis y las órdenes religiosas han compartido los nombres de más de 5 mil 100 miembros del clero con acusaciones creíbles, más de tres cuartas partes de ellos el año pasado.

De acuerdo con una revisión, de dos mil acusados, más de 160 continuaban trabajando con paga o como voluntarios en iglesias, entre ellas decenas de diócesis católicas en el extranjero.

Alrededor de 190 obtuvieron licencias profesionales para trabajar en educación, medicina, trabajo social y asesoría jurídica, entre ellos 76 que hasta agosto continuaban teniendo credenciales válidas en esos campos.

En la investigación también se encontraron casos en los que los sacerdotes volvieron a atacar víctimas.

Después de que Roger Sinclair fue expulsado en 2002 de la diócesis de Greensburg, en Pensilvania, porque presuntamente abusó de un adolescente décadas antes, terminó en Oregon.

En 2017, fue arrestado por acosar sexualmente a un joven discapacitado y ahora está en prisión por un delito que según el principal investigador en el caso de Oregon jamás se debió permitir que sucediera.

Al igual que Sinclair, la mayoría de quienes fueron incluidos en una lista de personas creíblemente acusadas jamás enfrentaron juicio penal por los presuntos abusos cometidos cuando pertenecieron a la Iglesia.

La falta de disponibilidad de antecedentes penales ha expuesto una enorme brecha gris que impide actuar a las juntas estatales de licencias y los servicios de verificación de antecedentes cuando los ex sacerdotes buscan un empleo nuevo, solicitan ser padres adoptivos y viven en comunidades que ignoran la presencia y el pasado de esas personas.

Según la investigación y análisis, más de 310 de los dos mil miembros del clero que enfrentan acusaciones creíbles cometieron los delitos cuando eran sacerdotes.

Cuando la primera gran oleada de abusos protagonizados por clérigos afectó las diócesis católicas a principios de la década del 2000, los obispos estadounidenses crearon la llamada Carta Dallas, que sería la base para atender denuncias de abuso sexual, y que incluiría capacitación y otros procedimientos a fin de impedir esa situación.

Sin embargo, la mayoría de las diócesis optó por no identificar a los sacerdotes implicados.

Y entre las diócesis que han dado a conocer las listas desde entonces, algunas sólo facilitaron los nombres, sin detalles de las denuncias por las que fueron incluidos, ni las fechas de las asignaciones o las parroquias a las que pertenecieron.

Por: Redacción

Tips al momento

LeBarón: el parteaguas de la masacre

La incursión histórica del FBI respecto al caso de la masacre de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, en los límites con Chihuahua, representa no solamente el gran reto de lo que sucede actualmente por el embate de la delincuencia organizada en México, sino también varios temas que habrán de tenerse muy en cuenta para el futuro inmediato, uno de ellos cuál va a ser la relación directamente del combate de México contra el narcotráfico después de que el propio FBI haya estado otra vez en territorio mexicano, en este macizo continental, investigando precisamente a los cárteles de la droga, concretamente al de “La Línea”, a quien se responsabiliza como el autor intelectual y material del múltiple homicidio de los miembros de la familia LeBarón, y qué va a pasar entonces con la correlación interna de la delincuencia hacia el Estado Mexicano fallido, y también por otra parte, el que Estados Unidos ya una vez con permiso se haya internado en territorio local para investigar al narcotráfico, sino aprovechará para que una vez que le abrieron la puerta se meta totalmente por el zaguán para intervenir de esa manera en contra de la delincuencia organizada en el país.


Encuesta les impone a Cruz en Morena vs Cano para el 21 ¿y los otros?

Por el Sendero De Amlo va Cruz Pérez Cuéllar al aparecer  en mecanismos de consulta pro Morena para posicionarse entre los mismos militantes como el supuesto aspirante oficial del partido para la gubernatura del Estado, ya hasta aparece en Chihuahua entre los próximos postulantes a la gubernatura junto a Alejandro Cano por el PRI.

No generaría especulación esta proyección de candidateables, sino fuera porque se trata de una encuesta telefónica pro Morena que excluyen a otros personajes que en otras ocasiones le han superado en preferencia o aquellos que también han sonado desde Alfredo Lozoya hasta María Luisa Alcalde o Juan Carlos Loera, Tony Meléndez o Graciela Ortiz.

 


Se quejan de Ávila y llega subdelegado a la sesión

Terminó Georgina Bujanda de quejarse de la falta de atención que ha recibido de Fernando Ávila, secretario técnico de Seguridad y Pacificación Ciudadana, cuando a los minutos arribó a la sesión el encargado operativo de la delegación federal, Pedro Torres Estrada.

Fernando Ávila no contesta mensajes ni llamadas a la diputada del PAN, Georgina Bujanda y eso que es la presidenta de la Comisión de Seguridad del Congreso local para invitarlo a que acuda a reunión de mesa de seguridad con autoridades estatales y legisladores.


AMLO y su actuar sobre la inseguridad

Valdría la pena, después de lo que está pasando en estos tiempos en el país, donde históricamente la delincuencia organizada ha provocado masacres un día sí y otro también, sitia pueblos enteros, atenta contra la gente, mata inocentes, aniquila políticos, como la serie de homicidios contra alcaldes en los últimos días; masacra niños y los calcina, como en el caso de los LeBarón; sitia todo un pueblo, como lo que pasó en Culiacán; todos los días asesina, llevando el índice de récords de homicidios nunca antes registrado, incluso a nivel mundial, lo que nos hace más peligrosos que hasta Siria en el mapa mundial.

¿No sería entonces prudente que López Obrador, quien ha llevado una política, además de irresponsable e indolente, simplista, de abrazos y no balazos, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas que es, encabece un batallón para enfrentar a la delincuencia organizada y se dé cuenta de la dimensión del problema?

¿No sería no solamente necesario, y no digamos valiente, sino una necesidad de un patriota como se autocalifica López Obrador, de ir a los campos de batalla para ver cómo está la situación, cómo queman a los niños, cómo matan a mujeres embarazadas, cómo asaltan y violan a féminas inocentes, cómo se meten a las viviendas de gente trabajadora y humilde para robar?

¿No sería bueno para que sintiera lo que es su política y la enorme responsabilidad? ¿No sería también su deber ir al campo de batalla como comandante en jefe, y vea la humillación que han sentido los soldados frente a la delincuencia organizada y los criminales, como ha pasado en todas partes, y principalmente en Culiacán?

¿No sería bueno que fuera a los funerales para ver el dolor de las víctimas, como en el caso de la familia LeBarón, y tantas y tantas familias, miles de ellas, que han sufrido el flagelo de la inseguridad?

¿No sería la mejor idea que él hiciera eso en su obligación y papel como Presidente de México?... Quizás si se hiciera este ejercicio, AMLO pudiera cambiar de opinión…

 


Rosy Gaytán, tiro cantado por la alcaldía de Chihuahua

Ya está más que cantado, Rosy Gaytán será la próxima candidata a la alcaldía de Chihuahua por el PRI y su estrategia es simple, embestir a Maru Campos, cualquier tema, movimiento o detalle del ayuntamiento serán herramientas con las que pretende la coordinadora de los tricolores en el Congreso posicionarse.

En las comparecencia del Secretario de Obras Públicas, Gustavo Elizondo, Rosy Gaytán expresó abiertamente y ahí están las grabaciones que le deberían dar clases a la alcaldesa Maru sobre el esquema de bacheo y ahora se ha centrado en combatirle con la estructura del PRI a la alcaldesa el resultado en contra del proyecto de luminarias.


Walmart, al margen del Buen Fin

Walmart de México tiene claro que en el comercio todo se vale y ha preparado su campaña de ofertas y promociones "El fin de semana irresistible" que iniciará el miércoles 13 a las 10 de la noche en las cadenas Walmart, Bodega Aurrerá, Sam's Club y Superama, con lo que se adelanta a El Buen fin que se desarrollará del 15 al 18 de noviembre.

Y aunque no fue visto con buenos ojos por la Canaco que impulsa El Buen Fin, e incluso fue considerada como una práctica desleal, al final se trata de una economía de libre mercado y quien quiera competir con esta cadena, pues tendrá que ofrecer las mismas ofertas o superarlas.


El crimen a sus anchas en Chihuahua

Sin cuidado anda el crimen organizado en Juárez pues aunque este viernes Javier Corral Jurado tiene agenda pública en aquel municipio, para medio día ya se habían registrado tres amenazas de bomba, una de ellas a unas calles de dónde se encuentra el gobernador conmemorando los 10 años de la sentencia del Campo Algodonero.

Por el contrario, ha de ser la Fiscalía General del Estado quien anda preocupada por la violencia que no cesa en la fronteriza Juárez, pues desde el miércoles andan las balaceras y la quema de vehículos a todo lo que da, muy al estilo de Culiacán, dicen algunos… habrá que ver si el mandatario concluye la agenda pública o por recomendación de su equipo de seguridad, se retira del municipio.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios