La felicidad

Colaboración especial/Eduardo Zamarrón

Toda la gente busca la felicidad, hay personas que sólo cuentan lo malo que les sucede, piensan esto no está bien y por eso rodean su balsa de dolor y sufrimiento y piensan, - no puedo tener nada bueno, porque todo me sale mal-, y existen otras personas que en cambio ven a su alrededor cosas tristes y tratan de cambiar el panorama, son esas personas que buscan siempre decir cosas amables, ven el lado bueno de las cosas, esas personas son un tesoro para el universo pues atraen esa orquesta de armonía y de alegría, provocan vibración de luz en quienes les rodean y es una luz que une, que embellece y va combinando con las personas con quien tienen contacto, es como si fueran encendiendo luces en su camino.

En el cuento de Jorge Bucay  “La llave de la felicidad” narra cómo unos duendes quieren hacer batallar a los humanos y proponen privarlos de distintas cosas hasta que deciden privarlos de la felicidad y esconderla pero ahora el problema es donde esconderla para que ellos no la encuentren y al duende más sabio se le ocurre esconderla donde nunca la irían  a buscar es decir dentro de sí mismos. Esto nos lleva a reflexionar que siempre invariablemente buscamos la felicidad incansablemente en lugares, cosas o simplemente le damos a otros la responsabilidad de darnos esa felicidad (cosa que casi nunca resulta exitosa pues todos andamos ocupados en nuestras propias búsquedas y asuntos). ¿Cuántas veces recordamos lo bueno que nos pasa? Somos proclives a recordar lo malo, a traer al presente las “desgracias” o infortunios, pocas veces miramos  esas situaciones, espacios o personas en las que disfrutamos de un momento de felicidad y que han sido tan diferentes a aquellos que nos han reportado tristezas o amarguras, casi siempre la felicidad se encuentra en cosas simples.

Ser feliz encierra un gran secreto y ese secreto es personal, brilla dentro de ti, dentro de tu corazón y emite su luz hacia afuera que es capaz de contagiar y de esparcirse siempre.  La felicidad, el optimismo es una virtud, hay quien tiene la capacidad de volver luz la obscuridad yendo al centro de su ser y nutrirse de lo que tiene dentro para de nuevo empezar a compartir amor, sonrisas, palabras amables y finalmente iluminar el espacio que habita. La felicidad es una sensación, es un estado de ánimo, de carácter, hay que ser como los niños, que no cuestionan, que no tienen expectativas, simplemente disfrutan el momento sin importar si es mucho o poco, con quien están o donde están. Volvamos por momentos a ser niños y vayamos descubriendo la dicha de vivir, no importa el lugar, las personas ni las circunstancias que nos rodean porque aun en la más terrible tormenta hay música, cuando las gotas golpean las superficies.  La vida es música, solo hay que ser un buen director para encontrar la armonía.

¿Te has sentado frente a un espejo y has buscado a ese niño que veía la belleza de vivir? ¿Te has preguntado alguna vez si eres de los que iluminan o de los que ensombrecen? ¿Eres de los pesimistas o de los optimistas?

Yo quiero ser de los que sonríen y si pasa algo raro decir ¡hey! Esto simplemente es pasajero, pasará y va a dejar algo bueno.

Tips al momento

Alianza entre González Mocken y Rafa Espino

Luego de su videopresentación, el aspirante a la gubernatura por Morena, Rafael Espino de la Peña dejó un encuentro que sostuvo con el juarense Javier González Mocken, el ex candidato a la alcaldía de Juárez y la imagen que ya circula en redes representa para muchos una alianza electoral. 

De entrada, se supo que González Mocken asesora al consejero independiente de Pemex sobre la situación en la frontera y también se rumora que es la carta más fuerte de Morena para, ahora sí, ganar Ciudad Juárez. 

Por su parte, Rafa Espino parace que cada vez gana más fuerza al interior de Morena y la alianza que se especula con Javier González Mocken sería prueba de ello, ¿usted qué opina?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios