La inflación, última piedra en el camino de México

La última encuesta realizada por el Banco de México en el 2021 arrojó varios resultados muy interesantes en cuanto a la percepción del sector privado sobre la situación económica del país, percepciones que varían para peor las estimaciones anteriores de algunos importantes indicadores económicos como el crecimiento del PIB o la inflación, y a falta de las cifras definitivas del 2021 que llegarán en las próximas semanas, los resultados de la encuesta sirven bien para palpar el estado de la economía mexicana.

Inflación más alta

La inflación media esperada por el sector privado para el año que se acaba de cerrar es del 7,63 por ciento, y la inflación media esperada para el 2022 es del 4,36 por ciento. Estas previsiones empeoran las previsiones del propio Banco de México, que en diciembre aumentó sus previsiones desde el 6,8 por ciento al 7,1 por ciento, algo que no parece extraño si se tiene cuenta que la interanual de noviembre fue del 7,37 por ciento, una cifra que no se veía desde hace veinte años, cuando la economía Argentina implosionó afectando en mayor o menor medida a todos los países de la región y la economía de los EEUU (tan interconectada con la economía mexicana) entró en desaceleración.

Energía y alimentos impulsan el alza de la inflación

Los altos precios del crudo y del gas natural y su influencia en el precio de todas las mercancías y procesos productivos parecen haber tenido gran parte de la culpa en el crecimiento de la inflación a pesar de que en este caso México es un teórico beneficiario de unos precios del petróleo altos. El sector de la alimentación es especialmente sensible a la inflación debido a la imposibilidad de no consumir este bien y además de hacerlo en grandes cantidades de forma constante, al fin y al cabo se puede prescindir de prácticamente todo en la cesta de la compra excepto de los alimentos, por lo que una parte de la renta debe ser destinada a este menester de forma invariable y no puede ser puesta a salvo convirtiéndola en un valor refugio como por ejemplo el oro.

En cualquier caso, y aunque parezca que va a ocurrir a distintas velocidades dependiendo del país y que no va a ser tan grande como la experimentada en el 2021, durante el año 2022 la región seguirá ahondando en la recuperación económica.

2022, el año de la recuperación parcial para Latinoamérica

Latinoamérica ha sido una de las regiones del mundo más afectadas por la crisis del coronavirus, en cuanto al precio pagado en vidas humanas y por culpa de la subsiguiente crisis económica, aunque algunos de los países de la región se están recuperando mejor que otros, exactamente igual que ocurre con las acciones de las compañías que cotizan en índices como el S&P500, con el precio de las materias primas, con los más populares pares de divisas de trading (actividad que suele realizarse con apalancamiento, que es un instrumento que amplifica los riesgos al multiplicar las pérdidas y las ganancias) e incluso con divisas de los pares menores, que son precisamente las monedas de los países de la región. El crecimiento para la región estimado por el FMI es del 3 por ciento, un 25 por ciento por debajo de la media de crecimiento que el Fondo espera para las economías más prósperas, que será del 4 por ciento, pero como ya se ha dicho ese 3 por ciento no será uniforme, y unos países se están recuperando mejor que otros.

Si Chile afronta el cambio de ciclo político con unos niveles de recuperación envidiables para la región, otras importantes economías de la región como la argentina, la brasileña o la mexicana están experimentando mayores dificultades que las que ha tenido la chilena, de hecho para nuestro país la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) rebajó de nuevo la estimación de crecimiento del PIB, indicador que se estima en un 3,3 por ciento para el 2022 y en un 2,5 por ciento para el 2023, aunque como ya se ha visto en varias ocasiones durante esta crisis, las perspectivas pueden mejorar o empeorar con gran rapidez.

 

 

 

Por: Redacción4

Tips al momento

A nivel nacional, Delicias con más agua entubada y Chihuahua capital viviendas con refrigerador y lavadora

Tercero, México cuenta con un total de 2,471 municipios, de los cuales se consideran metropolitanos 417, éstos se integran en 74 zonas metropolitanas, según el INEGI (2018). En 2020, dichas ZM sumaban 79.8 millones de habitantes (63% de la población nacional).

De acuerdo a las características sociodemográficas, la actividad económica, la incidencia delictiva y la incidencia de contagios y decesos por la pandemia de Covid-19 en las zonas metropolitanas de México, de acuerdo a la Comisión de Zonas Metropolitanas:

Delicias tiene el porcentaje más alto de viviendas con agua entubada, Chihuahua tiene el porcentaje más alto de viviendas con refrigerador (98.1) y Chihuahua tiene el porcentaje más alto de viviendas con lavadora (90.9) a nivel nacional.

Notas recientes

Facebook
Comentarios