Día de la Tierra: Por qué se conmemora cada 22 de abril

Este día, como cada 22 de abril, el mundo conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra, una fecha destinada a reflexionar sobre la importancia de preservar nuestro planeta y promover acciones en pro del medio ambiente.

La iniciativa del Día de la Tierra, establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2009, tiene como objetivo concienciar sobre los desafíos ambientales y fomentar un compromiso global hacia la sostenibilidad.

Según la resolución 64/196 de la ONU, el Día de la Tierra se concibió como una respuesta al deterioro ambiental causado por la actividad humana. Desde entonces, este día se ha convertido en una plataforma para promover actividades educativas, debates y acciones comunitarias en todo el mundo.

¿Cómo surgió del Día de la Tierra?

De acuerdo con National Geographic el origen de esta celebración se remonta a la década de 1960, cuando el exsenador estadounidense Gaylord A. Nelson lideró una campaña de concientización sobre la protección del medio ambiente.

Su visión y liderazgo llevaron a la movilización de millones de personas en una de las manifestaciones más grandes de la historia de los Estados Unidos el 22 de abril de 1970.

Este evento histórico condujo a la aprobación de importantes leyes ambientales y sentó las bases para la creación del Día de la Tierra como una fecha emblemática a nivel mundial. A lo largo de los años, la iniciativa ha inspirado a más de 150 países a unirse a esta causa y a implementar medidas para proteger el medio ambiente.

Hoy en día, el Día de la Tierra sigue siendo relevante en un mundo donde el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación representan desafíos urgentes. La ciencia advierte sobre los impactos devastadores de estas amenazas y la necesidad de tomar medidas colectivas para revertir esta situación.

En palabras del secretario general de la ONU, António Guterres, "hacer las paces con la naturaleza" es fundamental para garantizar un futuro sostenible para las generaciones venideras.

Esto implica repensar nuestros modelos de producción y consumo, así como promover un enfoque integral que reconozca la interconexión entre la salud humana y la salud del planeta.

En este Día de la Tierra, es importante recordar que cada acción cuenta y que todos tenemos un papel que desempeñar en la protección de nuestro hogar común. Desde reducir nuestro impacto ambiental hasta abogar por políticas más sostenibles, juntos podemos marcar la diferencia y construir un futuro más verde y próspero para todos.

Con información de Informador.mx

Tips al momento

Gobiernos están "para llorar" en el tema de los bienes y servicios

Los bienes y servicios cada vez están peor, pues ayer, para colmo, se presentó un apagón en la tienda más "fifí" de Chihuahua, que es Cotsco, donde los testimonios se viralizaron en redes cuando los clientes estuvieron en tinieblas en dicha tienda, hasta que la propia planta de la empresa fue prendida, frente al susto que sufrieron quienes abarrotaban el local, ubicado en el periférico De la Juventud.

Colateralmente, empezaron a saturarse, por la paralización el servicio del Bowí en su ruta troncal y el cierre de las estaciones, provocando el enojo, la molestia y la afectación de cientos o miles de usuarios.

¿Qué está pasando con los bienes y servicios? Uno, el colapso de la Comisión Federal de Electricidad, que está creando gravísimos problemas con la suspensión de la energía, dejando sin luz a decenas de colonias, y éstas a su vez también sin agua, pues cómo se puede bombear el vital líquido, metiendo en problemas a las juntas municipales de agua, y también, en el caso de los estatales, el problema del Bowí, que habrá qué ver con qué justificación sale el Gobierno del Estado por esta afectación, a días precisamente, la paralización de la luz y el conflicto del servicio del transporte público, de que se celebren los comicios.

Y todo esto se da cuando el golpe de calor está a todo lo que da, en este problema del clima. 

Los gobiernos, en serio, están para llorar.


Chihuahua, con estabilidad laboral; la capital y Ciudad Juárez, con mayor ocupación 

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) por parte del INEGI destaca que durante el primer trimestre de 2024, las tasas más altas de informalidad laboral por entidad federativa se reportaron en Oaxaca (81.1 %), Guerrero (78.6 %), y Chiapas e Hidalgo (70.9 %).

Las tasas más bajas se registraron en Coahuila de Zaragoza (33.8 %), Chihuahua (34.5 %), Nuevo León (36 %) y Baja California (37.4 %).

Los niveles más altos de informalidad laboral se presentaron en Oaxaca (81.1 %), Guerrero (78.6 %), Chiapas e Hidalgo (70.9 %), Puebla (70.1 %), Tlaxcala (69.5 %), Veracruz de Ignacio de la Llave (66.5 %), Morelos (65.7 %), Michoacán de Ocampo (65.4 %) y Tabasco (62.1 %).

En cambio, Coahuila de Zaragoza (33.8 %), Chihuahua (34.5 %), Nuevo León (36 %), Baja California (37.4 %), Baja California Sur (37.6 %), Aguascalientes (38.9 %), Sonora (40.4 %) y Tamaulipas (42 %) registraron los niveles más bajos de informalidad laboral, durante el primer trimestre de 2024.

Los niveles más altos de ocupación en la informalidad se presentaron en Tlaxcala (65.8 %), Acapulco (60.9 %) y Oaxaca (58.3 %).

Los porcentajes más bajos se apreciaron en Saltillo (26.4 %), Chihuahua (27.3 %) y Ciudad Juárez (28.5 %).

  • En los niveles más altos de la ocupación en condiciones críticas —se consideran horas trabajadas y los ingresos como proporción de la población ocupada— se encuentran: Reynosa (55 %), Tlaxcala (46.1 %), Tapachula (45.7 %), Tuxtla Gutiérrez (44.8 %), Campeche (40.4 %) y Ciudad Juárez (40.1 %)
  • Las ciudades de Guadalajara (15.9 %), Hermosillo (16.6 %), Chihuahua (18.9 %), Monterrey (19.1 %) y Colima (19.2 %) presentaron los menores niveles de ocupación crítica.
  • Las áreas metropolitanas con una tasa de participación superior a la del agregado fueron: Tepic (67 %), León (66.7 %), La Paz (65.6 %), Ciudad del Carmen y Colima (65.1 %), Ciudad Juárez y Mérida (63.4 %), Culiacán (63.2 %), Cancún (62.6 %), entre otras.
  • De la población ocupada, 63.7 % se concentró en las áreas metropolitanas de Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla, León, Tijuana, Ciudad Juárez y Mérida.

Tips al momento

Gobiernos están "para llorar" en el tema de los bienes y servicios

Los bienes y servicios cada vez están peor, pues ayer, para colmo, se presentó un apagón en la tienda más "fifí" de Chihuahua, que es Cotsco, donde los testimonios se viralizaron en redes cuando los clientes estuvieron en tinieblas en dicha tienda, hasta que la propia planta de la empresa fue prendida, frente al susto que sufrieron quienes abarrotaban el local, ubicado en el periférico De la Juventud.

Colateralmente, empezaron a saturarse, por la paralización el servicio del Bowí en su ruta troncal y el cierre de las estaciones, provocando el enojo, la molestia y la afectación de cientos o miles de usuarios.

¿Qué está pasando con los bienes y servicios? Uno, el colapso de la Comisión Federal de Electricidad, que está creando gravísimos problemas con la suspensión de la energía, dejando sin luz a decenas de colonias, y éstas a su vez también sin agua, pues cómo se puede bombear el vital líquido, metiendo en problemas a las juntas municipales de agua, y también, en el caso de los estatales, el problema del Bowí, que habrá qué ver con qué justificación sale el Gobierno del Estado por esta afectación, a días precisamente, la paralización de la luz y el conflicto del servicio del transporte público, de que se celebren los comicios.

Y todo esto se da cuando el golpe de calor está a todo lo que da, en este problema del clima. 

Los gobiernos, en serio, están para llorar.


Chihuahua, con estabilidad laboral; la capital y Ciudad Juárez, con mayor ocupación 

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) por parte del INEGI destaca que durante el primer trimestre de 2024, las tasas más altas de informalidad laboral por entidad federativa se reportaron en Oaxaca (81.1 %), Guerrero (78.6 %), y Chiapas e Hidalgo (70.9 %).

Las tasas más bajas se registraron en Coahuila de Zaragoza (33.8 %), Chihuahua (34.5 %), Nuevo León (36 %) y Baja California (37.4 %).

Los niveles más altos de informalidad laboral se presentaron en Oaxaca (81.1 %), Guerrero (78.6 %), Chiapas e Hidalgo (70.9 %), Puebla (70.1 %), Tlaxcala (69.5 %), Veracruz de Ignacio de la Llave (66.5 %), Morelos (65.7 %), Michoacán de Ocampo (65.4 %) y Tabasco (62.1 %).

En cambio, Coahuila de Zaragoza (33.8 %), Chihuahua (34.5 %), Nuevo León (36 %), Baja California (37.4 %), Baja California Sur (37.6 %), Aguascalientes (38.9 %), Sonora (40.4 %) y Tamaulipas (42 %) registraron los niveles más bajos de informalidad laboral, durante el primer trimestre de 2024.

Los niveles más altos de ocupación en la informalidad se presentaron en Tlaxcala (65.8 %), Acapulco (60.9 %) y Oaxaca (58.3 %).

Los porcentajes más bajos se apreciaron en Saltillo (26.4 %), Chihuahua (27.3 %) y Ciudad Juárez (28.5 %).

  • En los niveles más altos de la ocupación en condiciones críticas —se consideran horas trabajadas y los ingresos como proporción de la población ocupada— se encuentran: Reynosa (55 %), Tlaxcala (46.1 %), Tapachula (45.7 %), Tuxtla Gutiérrez (44.8 %), Campeche (40.4 %) y Ciudad Juárez (40.1 %)
  • Las ciudades de Guadalajara (15.9 %), Hermosillo (16.6 %), Chihuahua (18.9 %), Monterrey (19.1 %) y Colima (19.2 %) presentaron los menores niveles de ocupación crítica.
  • Las áreas metropolitanas con una tasa de participación superior a la del agregado fueron: Tepic (67 %), León (66.7 %), La Paz (65.6 %), Ciudad del Carmen y Colima (65.1 %), Ciudad Juárez y Mérida (63.4 %), Culiacán (63.2 %), Cancún (62.6 %), entre otras.
  • De la población ocupada, 63.7 % se concentró en las áreas metropolitanas de Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla, León, Tijuana, Ciudad Juárez y Mérida.

Notas recientes