¡Es la economía, estúpido!

Soliloquio/José Luis Muñoz

    El encabezado de esta entrega es una frase acuñada por James Carville, el asesor de la primera campaña presidencial de Bill Clinton. Fue determinante para que ganara la Casa Blanca.

    Corregía Clinton con esa frase la falta de visión de George Bush, que intentaba reelegirse, pero andaba muy desbrujulado en temas de política internacional.

    La frase se popularizó viralmente entre los votantes norteamericanos, precisamente porque el problema principal del país era la economía de las familias.

     Viene a cuento porque millones de mexicanos no han caído en cuenta aún del grave daño a la nación que causó y está causando la decisión de lópez de abandonar a la deriva a la planta productiva nacional.

    Es el único gobierno de las 20 economías más grandes del mundo que hace esto.

    Engañó a sus seguidores y a muchos que no lo son con la rotunda mentira de que no había más que "un fobaproa" o nada. 
    
    Nadie en el país ni en el mundo pensaban en un fobaproa. Nadie propuso algo parecido. Nadie lo deseó. Nadie lo necesitaba y nadie lo quería.

    El Fobarpoa de Ernesto Zedillo  -aliado de lópez desde que fue presidente hasta la fecha, y hombre clave por el que están en el gobierno actual la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. y el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, ambos zedillistas de su primer círculo-, fue un "rescate" a los bancos que naufragaban en parte por un error cometido por el propio gobierno. El famoso error de diciembre que consistió en anunciar una devaluación. Este error vació las reservas de México en menos de un día y generó 13 millones de nuevos pobres.

    Lo de mencionar al Fobaproa  en esta crisis fue una burda triquiñuela utilizada por lópez para mentir. Para ocultar que se podía -y se puede - hacer algo por la economía nacional desde el gobierno, pero no se quiere. 

    Lo que el país requiere y requería desde abril es un programa de soporte para la planta productiva, no para el sector bancario, que en 1994 había cometido además sus propios errores y realizado malas apuestas, como la de repartir tarjetas de crédito como confeti.

    Es muy distinto rescatar bancos que soportar a la planta productiva, la que genera riqueza, trabajo e impuestos.

    Lo que requirió el país y sigue requiriendo es que lópez entienda que el problema es la economía.

    "Es la economía, estúpido", es pues una frase que  toma vigencia de primer nivel en la situación actual de México y en nuestro futuro inmediato y a largo plazo.

    Muchas empresas no reabrirán. Otras reaparecerán más pequeñas. La gente comprará menos. Crecerá el desempleo. El gobierno recibirá menos impuestos. Se contraerán las inversiones porque habrá menos movimiento económico y porque el gobierno las ahuyenta. Resultado: una economía cada vez más pequeña para los mismos millones de mexicanos. De nuevo, menos impuestos. Se reduce la economía, pero no la población. Los pequeños que se la jueguen a volver a empezar preferirán intentar primero en la informalidad. La recaudación se desplomará. Resultado: cada vez más pobres. Resultado: un gobierno sin dinero para repartir entre sus votantes y entre los más pobres, que serán mucho más. Mucho menos habrá dinero para invertir. Resultado: el gobierno pierde su soporte y queda a la deriva.

    Si como sucede, el gobierno deja a la economía a la deriva, la economía dejará al gobierno a la deriva. La ecuación no tiene escapatoria.

    Cuando no haya otra salida, como ya empezó a suceder, lópez contraerá deuda externa e interna, y para entonces los intereses estarán más caros porque el país habrá perdido solvencia. Y no habrá dinero que alcance, porque la planta productiva estará empequeñecida, enclenque, y las necesidades se volverán apremiantes.

    ¿Cuánto falta para que eso suceda?

    Está mucho más cerca que a la vuelta de la esquina. 

    Para empezar, entramos a la crisis de la pandemia viniendo de otra crisis. Cinco trimestres consecutivos con caída del PIB, todo 2019 y el primero de este año. Caída prácticamente independiente de los efectos de la pandemia, ya que México permaneció "abierto" durante todo marzo, y por lo tanto, mérito propio y exclusivo de lópez.

    Pero veamos los síntomas y efectos de la decisión de abandonar a la deriva a la planta productiva en plena pandemia, con datos oficiales del INEGI y de la Secretaría de Hacienda: 

    La inversión fija bruta de México registró una caída del 36.9% en abril de 2020 frente al mismo periodo del año anterior, según informó el lunes el INEGI. 

    La caída en inversión en maquinaria y equipo tanto nacional como importados cayó 25.1% y la construcción cayó 30.9%

    En abril la recaudación total del Gobierno Federal cayó 15.3%, frente al mismo periodo de 2019, y en mayo otro 15.6%.

    Los ingresos petroleros en mayo se ubicaron en 28 mil 305 millones de pesos, una caída de 65.3%; mientras que en el acumulado de enero a mayo registró una contracción de 47.3% en comparación con el mismo periodo de 2019. Casi la mitad.

    El  ingreso por IVA en abril, primer mes del encierro, sumó 57 mil 704 millones de pesos, es decir, una caída de 36.5%.

    El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) recaudó en el cuarto mes 27 mil 704 millones de pesos, cifra que representa una caída de 25.7% en comparación con 2019.

    Según la Secretaría de Hacienda, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), que es la deuda pública total, alcanzó en mayo una suma de 11 billones 769 mil millones de pesos, monto 12.8%  superior a mayo de 2019, cuando se situó en 10 billones 428 mil millones de pesos. 

    Es decir, en un año la deuda publica del país creció un billón 341 mil millones de pesos. 

    ¡Quiubo!

    Y aún falta lo peor. 

    Las decisiones estúpidas en materia económica siempre traen consecuencias equivalentes que se reflejan en la economía. 

    La ecuación no tiene escapatoria, estúpido.

Tips al momento

La última reunión de Mesta Solué fue en Palacio con la Aurech

Sorprendió el anuncio del Secretario de Gobierno, Luís Fernando Mesta, al confirmarse como positivo de Covid-19, ya que se trata de un funcionario de mayor acercamiento de la administración estatal con la sociedad.

Luís Fernando Mesta a sus 66 años de edad sería asintomático y la última de las reuniones que sostuvo fue en Palacio de Gobierno con  integrantes de Asociación de Usuarios de Distritos Riego del Estado de Chihuahua (Aurech), con motivo del conflicto del agua.

En la reunión llevada a cabo en Palacio de Gobierno, participaron también presidentes de distritos de riego; Salvador Alcántar Ortega, líder de la Aurech; el diputado federal, Mario Mata Carrasco y el diputado local, Jesús Alberto Valenciano García.


Registra descenso la venta de vehículos

De acuerdo al sector automotriz, la producción total de vehículos aumentó  0.65% en julio de 2020. Se manufacturaron 294 mil 946 unidades, es decir  1 mil 911 automóviles más en comparación con el mismo mes de 2019.

Sin embargo la venta interna fue de 72 mil 897 unidades,con un descenso de 31.29%, es decir 33 mil 191 vehículos menos que fueron adquiridos en este mismo periodo del año anterior.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios