Etapas del ser humano

Por: Alicia Soto

Correo: alysotoc@gmail.com

Facebook: @alysotopsicologa

 

La vida no se caracteriza por ser sencilla, a decir verdad, con el pasar del tiempo parece ser más complicada; y aquello que nos preocupaba de niños, parece carecer de importancia en la edad adulta. Sin embargo, cada etapa de desarrollo es relevante para nuestra autoestima y la manera en que nos desenvolvemos socialmente.

Para Erik Erikson,  el desarrollo psicosocial del hombre se divide en ocho etapas, cada una con sus propias metas, preocupaciones, logros y peligros, que además son interdependientes. Él consideraba, que el éxito en las últimas etapas, era determinado por la manera en que enfrentamos las primeras. En cada etapa el individuo enfrenta una crisis de desarrollo, que supone un conflicto entre una alternativa positiva y otra potencialmente dañina.

La manera en que cada individuo resuelva cada crisis, tendrá un efecto duradero en la manera en que se ve a sí mismo y a los demás.

Etapa 1. Confianza contra desconfianza básica.

Esta etapa comienza en el nacimiento y dura aproximadamente 18 meses. El acontecimiento más importante es la alimentación. Durante esta periodo el bebé comienza a darse cuenta que depende de las personas que lo rodean. Los infantes, desarrollarán un sentido de confianza, si sus necesidades de alimentación y protección, se cumplen de manera regular y afectiva. Por lo tanto, la cercanía y cariño de los padres contribuye a formar dicha confianza. Es importante recordar que los niños tienen que aprender a confiar en las cosas que están fuera de su control.

Etapa 2. Autonomía contra vergüenza y duda.

Esta etapa comienza a los 18 meses y termina a los 3 años. El acontecimiento más importante durante este periodo es el control de esfínteres. Esta etapa marca el inicio del autocontrol y la confianza en sí mismo. Conforme los niños crecen, van desarrollando habilidades para hacer más cosas solos y al mismo tiempo para ser responsables de ellas, como alimentarse, vestirse, e ir al baño.

Es aquí donde los padres deben de tener mucho cuidado, ya que existe una delgada línea entre proteger y sobreproteger. Si los padres no demuestra confianza y seguridad en sus hijos, estos comenzaran a sentir vergüenza y en consecuencia a dudar de sus propias habilidades: tanto en la infancia como en la vida adulta.

Etapa 3. Iniciativa contra culpa.

Al terminar la etapa anterior y hasta los 6 años de edad, el acontecimiento más importante es la independencia. El niño se vuelve más asertivo y comienza a tener iniciativa. Sin embargo, aunada a la esta comienza el deber ser. En ocasiones los niños se encuentran en el dilema entre lo que desean hacer y lo que deberían hacer.

El reto en esta etapa, es mantener el entusiasmo por iniciar nuevas actividades por cuenta propia y entender a la vez que no todo lo que desean se puede lleva a cabo. Si el niño, no compre sus límites y se deja llevar por sus impulsos, terminara sintiendo culpa y arrepentimiento, de sus acciones.

Etapa 4. Laboriosidad contra inferioridad.

Este periodo sucede a partir de los 6 años y termina aproximadamente a los 12 años. El acontecimiento más importante es la escuela. Por primera vez, el niño se enfrenta a una etapa multitareas, en la que tiene que aprender nuevas habilidades y conocimientos y al mismo tiempo equilibrar sus actividades extracurriculares y sus relaciones sociales.

La dificultad que representa esta etapa, puede tener como resultado sentimientos de inferioridad. Por lo tanto es necesario, que los padres ayuden a los niños a formar metas realistas y ofrezcan su apoyo cuando sea necesario; pero al mismo tiempo el niño tiene que trabajar y demostrar independencia y responsabilidad, para conseguir dichas metas.

Etapa 5. Identidad contra confusión de roles.

Esta etapa se desarrolla durante la adolescencia y el acontecimiento más importante son las relaciones con los compañeros. Esta fase se caracteriza por la búsqueda implacable de la identidad, ¿Quién soy yo?

La identidad se refiere a la organización de deseos, habilidades, creencias e historia del adolescente en una imagen coherente de sí mismo. Durante esta etapa, la lucha por dejar de ser un niño, pero sin ser reconocido como un adulto, puede llevar al adolescente a una etapa moratoria, es decir, una demora en el compromiso con las elecciones personales y ocupacionales.

Etapa 6. Intimidad contra aislamiento.

La sexta etapa se desarrolla durante la juventud, en donde el acontecimiento más importante son las relaciones amorosas. Al llegar a esta etapa, establecer una relación intima se vuelve esencial, para evitar los sentimientos de aislamiento. Los seres humanos, tienen la necesidad de conectarse con otra persona de manera personal e intima. Cuando la persona no llega a tener esta conexión, tiende a tener relaciones superficiales y efímeras; en muchas ocasiones motivadas por el miedo al rechazo.     

Etapa 7. Generatividad contra estancamiento.

Llega el momento para cada ser humano, de tener el deseo de cuidar de alguien más. Durante la madurez, el acontecimiento más importante es la paternidad o la enseñanza. Durante esta etapa, lo importante es preocuparse, proteger y orientar a las nuevas generaciones. Aunque la mayoría de las personas, lo hacen a través del cuidado de sus hijos, no necesariamente tiene que ser así para todos. El ser un ejemplo para las nuevas generaciones, puede llevarse a cabo desde cualquier profesión.

Etapa 8. Integridad del yo contra desesperación.

Finalmente, la última etapa ocurre durante la vejez y el acontecimiento más importante es la reflexión y aceptación de la propia vida. Durante este periodo, la reflexión acerca de la muerte y nuestra postura ante ella son esenciales. Aunque todos estamos conscientes, que la inmortalidad solo es posible a través del recuerdo; para mucho la idea de dejar de existir puede llevar a la desesperación. Por lo tanto, lograr la integridad significa consolidar el sentido que se tiene de uno mismo y la aceptación plena de su historia de vida.

Como se puede apreciar, cada etapa es importante para el funcionamiento psicosocial del ser humano. En muchas ocasiones, creemos que las crisis de desarrollo, que viven las generaciones ajenas a las nuestras, carecen de importancia. Sin embargo, cada momento en nuestra vida es valioso, para el correcto funcionamiento psicológico y social, es decir, para entender la importancia de nuestra vida dentro y fuera de la sociedad.

 

Por: Alicia Soto

Correo: alysotoc@gmail.com

Facebook: @alysotopsicologa

Tips al momento

¿Con quién dialoga la Segob?

Después de que la Secretaria de Gobernación declarara públicamente que se está en diálogos con grupos criminales en diversas partes del país, se supo que el Subsecretario de la misma dependencia Ricardo Peralta habría acudido a Michoacán supuestamente para entregar apoyos a grupos de autodefensa aparentemente sin saber que con quienes se reunió pertenecen a grupos criminales.

Al menos eso fue lo que declaró Silvano Aureoles Conejo, gobernador de la entidad quién rechazó que en Michoacán haya grupos de autodefensa, y le recordara a la Segob que son precisamente estas personas las mismas que humillaron a elementos de la Sedena, soldados quienes fueron sobajados por quienes al parecer detentan el control de la zona.

¿Usted qué opina?

Ver todos los tips

La Gente Opina

Facebook
Comentarios