Dudan en Israel de promesas de Netanyahu

Isabel Kershner / The NYT News Service

Jerusalén, Israel (12 septiembre 2019).- En la campaña de 2009 que lo devolvió a su cargo, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu de Israel pidió la destrucción de Hamas, el grupo militante que controla Gaza. Pero después de las elecciones, se conformó con debilitar y contener a Hamas.

Así que fue un poco vergonzoso para el Primer Ministro cuando tuvo que ser sacado del escenario en un evento de campaña el martes por la noche en el sur de Israel por temor a que se dispararan cohetes desde Gaza.

Para el miércoles, los críticos y comentaristas estaban teniendo un día de campo, cuestionando la sinceridad de Netanyahu sobre su último voto en vísperas de las elecciones, para anexar el valle del Río Jordán.

"Netanyahu le prometió al público una declaración dramática, pero en última instancia al público se le dio una filmación dramática", escribió Sima Kadmon, columnista política del popular periódico Yediot Ahronot, sobre videoclips de la ciudad de Ashdod que fueron ampliamente compartidos en Israel y Palestina en redes sociales.

"Se hizo evidente que Hamas está ejecutando la mejor campaña contra Netanyahu", escribió. "Nada de lo que cualquier líder de la Oposición pueda decir sobre el fracaso de seguridad de Netanyahu se quedará en la mente del público de la misma manera que un cohete interceptado sobre la cabeza del Primer Ministro".

El Ejército dijo que sus aviones de combate habían atacado 15 objetivos militantes, incluido un túnel de Hamas, durante la noche en Gaza en represalia por los dos cohetes que fueron disparados. El miércoles se lanzaron tres cohetes más desde Gaza a la hora del almuerzo, dijeron los militares. No se reportaron víctimas en el lado israelí.

Tan profunda es la desconfianza del talento para el espectáculo de Netanyahu, particularmente en el período previo a elecciones muy disputadas como la actual, con los votantes que regresan a las urnas el próximo martes, que incluso algunos de sus seguidores dudan de su sinceridad sobre la anexión.

Shlomo Zadik, de 70 años, pionero en un asentamiento en el Valle del Jordán, dijo que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu había ganado su voto con el compromiso de anexión.

"Netanyahu tocó anoche un tema que ha sido importante para mí durante mucho tiempo", dijo el pensionista de Jerusalén. Pero luego agregó una advertencia: "Voy a votar por él por la esperanza de que cumpla su voto, pero no porque realmente piense que lo hará".

Netanyahu está luchando por su supervivencia política, mientras enfrenta posibles cargos en tres casos de corrupción. Se ha programado una audiencia especial con el Fiscal general para principios de octubre.

Menos de una semana antes de la votación del próximo martes, el partido Likud de Netanyahu está compitiendo en las encuestas con la alianza centrista Azul y Blanco, liderada por el principal rival de Netanyahu para el cargo de Primer Ministro, Benny Gantz, ex jefe de militar.

"Hoy vimos cómo las grandes palabras se traducen en cero acciones. En lugar de hacer declaraciones vacías sobre el Valle del Jordán, tenemos la intención de salvaguardar nuestra soberanía en el sur", dijo Gantz al abordar el lanzamiento de cohetes.

Gabi Ashkenazi, otro de los tres ex jefes militares de Azul y Blanco, estaba hablando al mismo tiempo en Ashkelon, cerca de la costa de Gaza, pero no abandonó el escenario cuando se encendieron las sirenas.

En una respuesta molesta a algunas de las reacciones más burlonas del campamento del partido opositor, Likud emitió una declaración el miércoles temprano.

"El punto más bajo de las elecciones: tres ex jefes de personal bromean sobre disparar contra el Primer Ministro israelí", señalaron.

Pero los votantes de derecha e izquierda están tomando las promesas de campaña de Netanyahu con una pizca de escepticismo.

Se ha comprometido en el pasado a construir en un área particularmente conflictiva y problemática de Cisjordania conocida como E1, al este de Jerusalén, pero aparentemente ha retrocedido bajo presión internacional.

Días antes de las últimas elecciones, en abril, que terminaron sin formación de Gobierno, prometió anexar todos los asentamientos judíos en Cisjordania, incluidos los más aislados, en un esfuerzo por reunir a los votantes de derecha.

Eso tiene a los derechistas preguntando por qué no se ha anexionado una pulgada del territorio de Cisjordania en su última década en el cargo, o 13 años en total.

Muchos notaron que Netanyahu ni siquiera ha cumplido el compromiso sancionado por la Corte Suprema de evacuar la pequeña aldea beduina de Khan al-Ahmar.

Construida sin permisos israelíes en las colinas de Cisjordania entre E1 y el Valle del Jordán, su destino ha estado en el centro de una campaña palestina e internacional.

Eti Dar, de 65 años, consultora de pensiones de Mevasseret Zion, un suburbio de Jerusalén, dijo que había apoyado al Likud en el pasado, pero que ahora le daría su voto a Azul y Blanco.

"Anoche se trató de un giro mediático", dijo Dar sobre el anuncio del Valle del Jordán. "Si Netanyahu realmente hubiera querido y tuviera la intención de anexar algo, lo habría hecho hace 10 años, no dos días antes de las elecciones".

"Él es un actor", agregó, "y es hora de que salga del escenario".

Por: Redacción

Tips al momento

La transparencia tricolor

También los partidos políticos parecen aprovecharse de las trabas del sistema de transparencia para darle la vuelta a los asuntos que debieran enfrentar. Resulta y resalta que en el Revolucionario Institucional hay por lo menos 10 ex trabajadores -uno de ellos ya tenía 17 años de antigüedad- que aseguran, fueron despedidos de manera injustificada y sin un solo peso por concepto de liquidación y esa costumbre de correr a la gente parece que viene desde que Liz Aguilera estaba al frente de la dirigencia estatal y continúo hasta la actual presidencia que encabeza el diputado Omar Bazán Flores.

Total que el diputado y dirigente del PRI les respondió a los inconformes una solicitud de transparencia en donde le pedían los nombres, cargos, años de experiencia, percepción salarial y monto de la indemnización de todos los empleados que Bazán Flores ha corrido del partido y la respuesta, escuetamente fue un “no hemos corridos a ningún empleado”… si bien rumoran que a mucha gente le dejaron de renovar el contrato laboral, también se dice que a muchos los corrieron a la mala, seguramente buscan quedarse con el mínimo de plantilla laboral porque el partido ya no gana lo que antes, cuando eran la primera fuerza política pero no se vale que se deshagan de la gente que por años les ayudó sin siquiera darles la liquidación que les corresponde.

Se sabe además que el pasado 2018 hubo gente despedida cuya antigüedad llega al cuarto de siglo y que se encuentra en la misma situación...

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios