El conejo y la chistera

Diacrítico Chihuahua
Jorge Camacho Peñaloza

López Obrador utilizó una falacia para justificar lo injustificable: “no podían arriesgar la vida de las personas por la detención de un presunto delincuente… dice, Nosotros no vamos a optar nunca por la Guerra… lo que nos importa es la vida de las personas. Nuestros adversarios, corruptos, aplicaron una política de confrontación y guerra, y esa política insensata, produjo masacres, muertes. Había una decisión de arrasar”. En Culiacán se pusieron en riesgo muchas vidas, pero no fue la decisión del Presidente de México ni del gabinete de Seguridad la que las salvó, sino precisamente la que las puso en riesgo. La primera decisión fue la planeación de un operativo que nunca debió de ejecutarse. La responsabilidad no fue de la guardia nacional que cumplió con su cometido. Toda la responsabilidad recae en el Secretario de Seguridad y en el Presidente de la República. Esa misma decisión de rendir a las fuerzas armadas frente al crimen organizado fue consecuencia de esa primera decisión. Dice Andrés Manuel que en Cualiacán se aplicó un modelo distinto al empleado hasta ese momento: las vidas de los ciudadanos por encima de la aprehensión de un criminal. No es cierto, el modelo que se aplicó en Culiacán fue la ignorancia, la incompetencia y la arrogancia por encima de las vidas de los ciudadanos.

Si considera López Obrador que utilizando palabras puede tergiversar la realidad de la violencia vuelve a equivocarse. En Sinaloa se desplegó todo lo que la violencia significa frente a un gobierno irresponsble y una ciudadanía estupefacta. El gobierno federal representado por las fuerzas armadas se rindió con armas y bagajes ante el crimen organizado. Andrés Manuel capituló frente al enemigo. Disfrazar la vejación de estrategia humanitaria es un truco de magia en un kínder. La tragedia descubrió el escenario de Sinaloa: un Estado tomado por el narcotráfico; una legalidad que no existe; un estado de derecho desaparecido; una ciudadanía abandonada y huérfana. Culiacán es un antes y un después en este gobierno. Con un presidente y su partido únicamente interesados en acosar a los adversarios políticos, han olvidado al verdadero enemigo de la sociedad.

Estos sucesos alteran el escenario político para las elecciones intermedias de 2021. Hasta ahora, MORENA y el Ejecutivo se han dedicado a fomentar políticas clientelares, han reforzado a los super delegados en los estados, han presentado iniciativas para disminuir el presupuesto de los partidos y las campañas, han rebajado las partidas del INE, amenazan con desaparecer los OPLES de los Estados, etcétera. De repente, apareció la violencia que ni siquiera era factor considerado dentro del gobierno. Y apareció de tal manera que no se puede voltear a ninguna parte sin mirarla frente a frente. La violencia se ha hecho presente y estremece a una sociedad impotente. Todos los proyectos de la 4T se desvanecen como un castillo de naipes. La esperanza muda en desesperación. El lenguaje de López Obrador (“abrazos y no balazos”, “los malos no se combaten con los malos”) sucumbe frente a la realidad. Frente a la tragedia física y moral, a López Obrador sólo se le ocurre sacarse un conejo de la chistera.     

Tips al momento

Se quejan de Ávila y llega subdelegado a la sesión

Terminó Georgina Bujanda de quejarse de la falta de atención que ha recibido de Fernando Ávila, secretario técnico de Seguridad y Pacificación Ciudadana, cuando a los minutos arribó a la sesión el encargado operativo de la delegación federal, Pedro Torres Estrada.

Fernando Ávila no contesta mensajes ni llamadas a la diputada del PAN, Georgina Bujanda y eso que es la presidenta de la Comisión de Seguridad del Congreso local para invitarlo a que acuda a reunión de mesa de seguridad con autoridades estatales y legisladores.


AMLO y su actuar sobre la inseguridad

Valdría la pena, después de lo que está pasando en estos tiempos en el país, donde históricamente la delincuencia organizada ha provocado masacres un día sí y otro también, sitia pueblos enteros, atenta contra la gente, mata inocentes, aniquila políticos, como la serie de homicidios contra alcaldes en los últimos días; masacra niños y los calcina, como en el caso de los LeBarón; sitia todo un pueblo, como lo que pasó en Culiacán; todos los días asesina, llevando el índice de récords de homicidios nunca antes registrado, incluso a nivel mundial, lo que nos hace más peligrosos que hasta Siria en el mapa mundial.

¿No sería entonces prudente que López Obrador, quien ha llevado una política, además de irresponsable e indolente, simplista, de abrazos y no balazos, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas que es, encabece un batallón para enfrentar a la delincuencia organizada y se dé cuenta de la dimensión del problema?

¿No sería no solamente necesario, y no digamos valiente, sino una necesidad de un patriota como se autocalifica López Obrador, de ir a los campos de batalla para ver cómo está la situación, cómo queman a los niños, cómo matan a mujeres embarazadas, cómo asaltan y violan a féminas inocentes, cómo se meten a las viviendas de gente trabajadora y humilde para robar?

¿No sería bueno para que sintiera lo que es su política y la enorme responsabilidad? ¿No sería también su deber ir al campo de batalla como comandante en jefe, y vea la humillación que han sentido los soldados frente a la delincuencia organizada y los criminales, como ha pasado en todas partes, y principalmente en Culiacán?

¿No sería bueno que fuera a los funerales para ver el dolor de las víctimas, como en el caso de la familia LeBarón, y tantas y tantas familias, miles de ellas, que han sufrido el flagelo de la inseguridad?

¿No sería la mejor idea que él hiciera eso en su obligación y papel como Presidente de México?... Quizás si se hiciera este ejercicio, AMLO pudiera cambiar de opinión…

 


Rosy Gaytán, tiro cantado por la alcaldía de Chihuahua

Ya está más que cantado, Rosy Gaytán será la próxima candidata a la alcaldía de Chihuahua por el PRI y su estrategia es simple, embestir a Maru Campos, cualquier tema, movimiento o detalle del ayuntamiento serán herramientas con las que pretende la coordinadora de los tricolores en el Congreso posicionarse.

En las comparecencia del Secretario de Obras Públicas, Gustavo Elizondo, Rosy Gaytán expresó abiertamente y ahí están las grabaciones que le deberían dar clases a la alcaldesa Maru sobre el esquema de bacheo y ahora se ha centrado en combatirle con la estructura del PRI a la alcaldesa el resultado en contra del proyecto de luminarias.


Walmart, al margen del Buen Fin

Walmart de México tiene claro que en el comercio todo se vale y ha preparado su campaña de ofertas y promociones "El fin de semana irresistible" que iniciará el miércoles 13 a las 10 de la noche en las cadenas Walmart, Bodega Aurrerá, Sam's Club y Superama, con lo que se adelanta a El Buen fin que se desarrollará del 15 al 18 de noviembre.

Y aunque no fue visto con buenos ojos por la Canaco que impulsa El Buen Fin, e incluso fue considerada como una práctica desleal, al final se trata de una economía de libre mercado y quien quiera competir con esta cadena, pues tendrá que ofrecer las mismas ofertas o superarlas.


El crimen a sus anchas en Chihuahua

Sin cuidado anda el crimen organizado en Juárez pues aunque este viernes Javier Corral Jurado tiene agenda pública en aquel municipio, para medio día ya se habían registrado tres amenazas de bomba, una de ellas a unas calles de dónde se encuentra el gobernador conmemorando los 10 años de la sentencia del Campo Algodonero.

Por el contrario, ha de ser la Fiscalía General del Estado quien anda preocupada por la violencia que no cesa en la fronteriza Juárez, pues desde el miércoles andan las balaceras y la quema de vehículos a todo lo que da, muy al estilo de Culiacán, dicen algunos… habrá que ver si el mandatario concluye la agenda pública o por recomendación de su equipo de seguridad, se retira del municipio.

Ver todos los tips

La Gente Opina

Notas recientes

Facebook
Comentarios