Sin filtro...

Colaboración especial / Dra. Cristina Amézaga
Psicoterapeuta e Hipnoterapeuta
www.cristinaamezaga.com

No se trata de mentir, sino de escoger con prudencia la forma de plantear la verdad

Al menos en mi tierra, mi querida Chihuahua (actualmente resido en Santiago, Chile) es común referirse a  alguien que dice lo que piensa sobre personas, lugares o situaciones, sin considerar que puede herir sentimientos o provocar consecuencias negativas, como que “NO TIENE FILTRO”

Generalmente, dichas personas argumentan que son muy sinceras: “dicen siempre la verdad y que ellas son así”, ni modo…

SINCERICIDIO

Este término alude a un exceso de honestidad, es llevar al extremo una verdad hasta el punto de hacer daño a los demás. Significa decir la verdad sin prudencia, sin límites, sin tener en cuenta lo que siente o desea el otro. 

Por lo tanto hieren con sus opiniones o comentarios. Por ejemplo, hacen valoraciones negativas o sarcásticas sobre el aspecto físico, vida o decisiones de alguien. Con lo cual faltan al respeto, ofenden, menosprecian y quitan seguridad en los otros.

Pero ¿Cuál sería la diferencia entre sinceridad y sincericidio? 

¿Es bueno decir siempre la verdad sin tapujos expresando todo lo que se siente y  piensa?

En definitiva, se podría decir que la sinceridad expresada sin inteligencia puede ocasionar daños innecesarios; conflictos en el entorno de la gente porque no todo mundo está preparado para enfrentar una verdad dolorosa.

Quien lo hace, carece de empatía hacia los demás e incluso opina sin que nadie se lo haya pedido. Cae en  la  mala educación.

Lo mejor sería utilizar la verdad para ayudar y la sinceridad para construir, pero nunca para destruir  a otros. 

Definitivamente, la verdad es un valor muy preciado pues constituye uno de los pilares básicos para el desarrollo de las relaciones sociales. Sin embargo, si carecemos  de empatía e inteligencia emocional, puede ser perjudicial.

Entonces, para no herir ¿Hay que mentir?

La explicación no es tan sencilla como decir la verdad o mentir, a veces, una verdad no va a servir para nada o va a empeorar la situación.

Esto no implica que digamos mentiras, sino que debemos hallar el momento oportuno, conocer las circunstancias del otro, medir el impacto del mensaje y encontrar las palabras adecuadas para no causar daño sin faltar a la verdad.

Lo  mejor que podemos hacer es comunicar aquello que queremos decir, pero con tacto, inteligencia,  y sensibilidad.

En conclusión, puedo decir que hay individuos que confunden la sinceridad ética y honesta con sincericidio y que esto afecta también al que lo hace, pues en ocasiones pierde amistades  o aceptación de familiares y colegas. Y que aunque la sinceridad es una virtud, la sinceridad completa no siempre es una buena elección.

La diferencia entre la sinceridad y el sincericidio es que mientras que en el primer caso, la verdad expresada es necesaria y constructiva en el contexto de una relación, por el contrario, en el segundo se trata de un mensaje  innecesario que no aporta un valor positivo a la situación que viven dos personas.

Desafortunadamente, en la actualidad  el sincericidio va ganando terreno: Las redes sociales e internet. Es ahí, donde bajo la máscara del anonimato algunas personas aprovechan esta aparente ventaja para decir cualquier pensamiento ofensivo a otro usuario. (Tirar hate como se dice en la jerga de las redes sociales) 

¿Qué podemos hacer para proteger nuestra estima de un sincericida?

No te lo tomes como algo personal. Recuerda que sus comentarios, opiniones o juicios tienen más que ver con ellos que contigo. Con un egoísmo que le impide ponerse en los zapatos del otro o miedo de algo, probablemente generado desde su infancia.

  •  Poner límites sin entrar en detalles o discusiones sin sentido, refiriéndose a la conducta específica y a lo que te hace sentir, pues lo más seguro es que insistan en  que “lo hacen sin afán de herir, que no se andan con rodeos, no son hipócritas y son directos”. Quizás nunca te van a dar la razón, ellos o ellas siempre creerán tener la verdad absoluta o la última palabra.
  • Si la agresión es intolerable puedes alejarte físicamente por un tiempo o indefinidamente.
  • Trabajar en terapia el posible resentimiento o confusión que se pueda generar en ti a partir de lo que te ha dicho el “Sincericida Extremo”.

Recomendaciones para el Sincericida

  • Reflexionar y poner atención en las conductas de los que están a su alrededor. En estos casos es común que las personas se alejen de ti por tu forma de comportarte con ellas.
  • Si estas situaciones se repiten y te están causando problemas en tus relaciones sociales, no te justifiques y reconoce que  tienes un problema
  •  Toma consciencia de los posibles conflictos generados con los demás a partir de tu extrema sinceridad para decir las cosas.
  • Si aceptar esto te es difícil acude con un profesional donde seguramente trabajarás  la empatía, ponerse en los zapatos del otro, conectar con la sensibilidad y escencia de la gente.
  • Vive y deja vivir; no quieras controlar la vida de los demás a partir de la sinceridad
  • Esto implica ser más compasivo/a con los demás y reconocer que nadie es perfecto

Finalmente, quiero agradecer a los que me leen y  sus comentarios. Ojalá este artículo haya sido de su interés.

Como siempre, me pongo a tus órdenes por si tienes preguntas al respecto y también te recuerdo que estoy abierta a tratar sobre algún tema en específico sobre el cual quieras saber más. Igualmente te sugiero que busques ayuda profesional  que te apoye en un proceso de autoconocimiento, sanación y desarrollo personal.

Por favor escríbeme, acá te dejo mi correo hola@cristinaamezaga.com, también puedes hacerlo por mensaje directo a través de mis redes sociales.

Si deseas tener terapia psicológica conmigo, transformar tu mente, así como romper con los bloqueos o limitaciones que te estén haciendo difícil avanzar,  conseguir el éxito y bienestar que quieres para tu vida, contáctame también a través de mi WhatsApp: https://wa.link/u7yt18

Será bienvenido cualquier comentario de tu parte, estaré feliz de escucharte y/o  leerte.

Sígueme en mis redes sociales y escucha mi podcast, constantemente estoy subiendo diferentes temáticas con información de valor para todos.

 

Dra. Cristina Amézaga

Psicoterapeuta e Hipnoterapeuta

IG: @cristina.amezaga.hipnosis

Facebook: Ps. Cristina Amézaga

Grupo de Facebook: Hipnosis con Cris

Youtube: Cristina Amézaga

Tiktok: @tiktoterapia

Podcast: “Cristina Amézaga” disponibles en Spotify, Souncloud, Itunes, Google Podcast, Itunes, I Heart Radio  y en mi página web www.cristinaamezaga.com

Tips al momento

Cae en tres semanas el índice de precios y cotizaciones

Del 10 al 17 de septiembre de 2021, el Índice de Precios y Cotizaciones presentó un decremento de 0.42% (-214.09 unidades) finalizando en 51 mil 307.71 puntos; acumulando así, tres semanas consecutivas de pérdidas (-2.13%).

Además, con respecto al cierre del mes previo, el IPC registró un decremento de 3.75%; sin embargo, en lo que va del año, el mercado bursátil mexicano acumuló una ganancia de 16.43% (7 mil 240.83 puntos). En el periodo indicado, los mercados de valores considerados en este análisis, registraron rendimientos mixtos.

El índice Dow Jones de Estados Unidos cerró en 34 mil 584.88 unidades, lo que representó un ligero descenso de 0.07%.

En Europa, los mercados accionarios de Francia, Inglaterra y Alemania, tuvieron decrementos de 1.40, 0.93 y 0.77%, respectivamente.

Por su parte, en América Latina, la plaza bursátil de Argentina registró una ganancia de 3.45%; mientras que, el índice Bovespa de la bolsa brasileña finalizó la semana con una pérdida de 2.49%.

El comportamiento semanal del principal mercado de valores local se relacionó con una mayor cautela por parte de los inversionistas, ante la próxima reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), en la que se espera el anuncio de la reducción de su programa de estímulos monetarios este año.

Notas recientes

Facebook
Comentarios